Soluciones para combatir la falta de agua en Santa Fe

combatir la falta de agua
Santa Fe es una de las zonas más pobladas de Argentina y debido a su crecimiento y aunque se encuentra cerca de dos ríos importantes, recientemente se han presentado problemas de falta de agua en Santa Fe. A nivel mundial, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), existen 700 millones de personas en 43 países que viven sin un suministro de agua segura y limpia. Además, según la ONU, para 2025, 1.800 millones de personas vivirán en países con escasez absoluta de agua y dos tercios de la población mundial podrían estar en condiciones deficientes de agua; estos hechos se deben al cambio climático y a la creciente demanda causada por la sobrepoblación. Hasta ahora, el uso del agua ha crecido a más del doble de la tasa de aumento de la población en el siglo pasado, demuestra un informe de World Wildlife Fund (WWF). Aunque el agua cubre el 70% del planeta, un número creciente de regiones sufren crónicamente bajo la escasez de agua debido al hecho de que solo el 3% del agua del planeta es apta para el consumo humano.

Causas de la escasez de agua

Contaminación. La contaminación del agua es una de las principales causas. Existen muchas fuentes, por ejemplo, pesticidas y fertilizantes que provienen de los desechos humanos o industriales y contaminan las aguas subterráneas. Algunos efectos son inmediatos, cuando las bacterias dañinas de los desechos humanos contaminan el agua y otras, como las sustancias tóxicas de los procesos industriales, pueden demorar algunos años hasta afectar gravemente el medio ambiente. La falta de agua en Santa Fe también está relacionada con la presencia de contaminación en los ríos Salado y Paraná. Agricultura. La agricultura utiliza el 70% del agua dulce accesible del mundo, sin embargo, aproximadamente el 60% del agua utilizada se desperdicia. Este uso insuficiente del agua está secando ríos, lagos y acuíferos subterráneos. Pensar en modelos sustentables que reutilicen recursos podría ser una solución para minimizar el impacto de la agricultura en la escasez de agua. Crecimiento de la población. La ansiedad sobre la disponibilidad de agua aumenta a medida que el uso de agua dulce continúa a niveles insostenibles. La falta de agua en Santa Fe tendrá impactos negativos en la salud de todos los argentinos y el desarrollo de la población. Además, conducirá a la desaparición de los humedales, que son esenciales para los animales, las plantas y la agricultura.

Soluciones para combatir la falta de agua en Santa Fe

  1. Ahorrar y reciclar agua. Otra forma de combatir la falta de agua es ahorrando y haciendo más eficientes los recursos. Una buena manera es reutilizando el agua de lluvia o invirtiendo en productos eficientes, como tanques de agua, que hayan sido diseñados con materiales resistentes a roturas y fugas.
  2. Supervisar instalaciones y evitar fugas. Otra opción para ahorrar agua en el hogar, y en cualquier otro tipo de construcción, es supervisando regularmente las instalaciones así se evitan fugas en tuberías o roturas en tanques de almacenamiento.
falta de agua
  1. Desarrollar y promulgar mejores políticas y regulaciones. Disponer de leyes y marcos normativos y regulatorios y aplicarlos permite preservar los recursos de forma eficiente. Asimismo, construir marcos internacionales y de cooperación institucional facilita la puesta en práctica de las leyes en conjunto para un abordaje de los problemas de una manera integral.
  2. Medir y monitorear la calidad del agua es esencial para la salud humana y la biodiversidad. Contar con estudios que midan los problemas de agua e identifiquen contaminantes permiten contar con soluciones más eficientes que ataquen las causas directamente.
  3. Hacer frente a la contaminación. Para muchos enfrentar la contaminación es es un verdadero desafío. Pero no imposible. Hacer frente a estos problemas requiere un compromiso político, empresarial y social que permita disminuir el impacto en el ambiente. Un ejemplo práctico sería reducir la huella de carbono e invertir en energías limpias y renovables.
  4. Educar para cambiar el consumo y los estilos de vida. Hacer frente a la escasez de agua requiere una revisión importante de todas las formas de consumo. Una forma de preservar este recurso natural es educando a las personas y reflexionando sobre la importancia de conservar el agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.