¿Qué es un biodigestor? Conocé sus beneficios

En los lugares en donde tienen problemas en el sistema de drenaje, el biodigestor Rotoplas es la solución para el tratamiento de los residuos domésticos
Amigable con el ambiente, práctico y eficiente, el Biodigestor Rotoplas es un sistema pensado para zonas rurales en donde no existe la infraestructura de saneamiento necesaria. Su uso es residencial o industrial y se utiliza para reemplazar las cámaras sépticas. Es un método sustentable ya que el agua tratada se puede usar para otras funciones como riego o limpieza. A continuación conoce qué es un biodigestor, cuales son sus características y descubrí todas sus ventajas.

Biodigestor Rotoplas: autolimpiable y sustentable

El Biodigestor Autolimpiable Rotoplas es un sistema patentado que puede sustituir de manera eficiente el uso de cámaras sépticas. Esto gracias a que es capaz de realizar un tratamiento de aguas residuales en beneficio del medio ambiente y sin contaminar las napas freáticas. Sin duda, el Biodigestor Rotoplas es una gran solución a las necesidades, en zonas que no cuentan con drenaje. Un Biodigestor Autolimpiable, no genera costo de mantenimiento y funciona de forma segura y ecológica. Además, es muy resistente y no presenta fisuras, ni filtraciones, ya que su funcionamiento es autónomo y de fácil instalación. Es un producto muy flexible y sus capacidades disponibles son 600, 1300 y 3000 litros.

Aplicaciones del Biodigestor Rotoplas

– Viviendas residenciales. El sistema de tratamiento de efluentes cloacales Rotoplas, se puede usar en casas familiares, en zonas urbanas, suburbanas, rurales y barrios cerrados, sin conexión a red cloacal, resolviendo la descarga cloacal dentro del lote. – Viviendas con cámaras sépticas. En viviendas con sistemas tradicionales desbordados, cámaras sépticas y pozos absorbentes se puede emplear un Biodigestor Rotoplas, de esta manera a mediano plazo es factible recuperar la absorción del pozo saturado. – Plantas industriales. En plantas industriales, un Biodigestor, por ejemplo, reemplaza o puede complementar las plantas de tratamiento de aguas residuales. – En redes cloacales antiguas. En redes cloacales existentes, que han quedado obsoletas por la creciente densidad demográfica, se puede emplear un biodigestor de forma segura..

Practicidad, rapidez y economía

Antes de empezar con la instalación de un Biodigestor Rotoplas se debe: Elegir una zona alta, en la que no se formen charcos o se inunde cuando llueve, de no tener este espacio disponible se tiene que rellenar después de realizar la instalación. Mantener la mayor distancia posible desde el sistema de tratamiento de efluentes cloacales a cuerpos de agua superficiales (lagunas o arroyos), a perforaciones de extracción de agua, así como a los límites del terreno y edificaciones. Prever futuras construcciones o ampliaciones de la vivienda (como galpones, quinchos o garajes). Aunque el Biodigestor y el Campo de infiltración están ubicados bajo tierra, hay que tener en cuenta que no se pueden hacer construcciones ni transitar con vehículos sobre ellos. El espacio ocupado por el sistema de tratamientos podrá incorporarse al parque de la casa, ya que sobre ellos se puede caminar, circular en bicicleta o cultivar un jardín.

Flexibilidad e innovación

Diferentes capacidades. El diseño del Biodigestor Rotoplas, permite resolver necesidades de saneamiento a través de distintas capacidades de caudal, respondiendo a los requerimientos de las diferentes obras. Doble pared. El Biodigestor Rotoplas incorpora la estructura de doble pared, la pared interior con su construcción esponjosa le otorga mayor resistencia y aislante térmico, la pared exterior otorga una perfecta terminación lisa, esta pared contiene aditivos para evitar el envejecimiento al estar a la intemperie. Solución integral. El sistema de tratamiento de afluentes cloacales Rotoplas, es una solución integral para la depuración de aguas residuales domésticas, la depuración se realiza en tres etapas sucesivas. Primera Etapa: el Biodigestor Rotoplas retiene y digiere el material orgánico, los sólidos. Segunda Etapa: en el campo de infiltración se distribuyen los líquidos en un área determinada del suelo. Tercera Etapa: El suelo, por debajo del campo de infiltración, filtra y completa la depuración del agua. Ventajas de instalar un biodigestor Rotoplas Instalación económica. Las cámaras sépticas tradicionales requieren un pozo mucho más profundo y eso conlleva altos costos de excavación. Además, en áreas que tienen muchas rocas, áreas pantanosas o áreas con capas freáticas altas, la excavación también es muy complicada y costosa. El Biodigestor Rotoplas se instala de forma rápida, no es necesario contar con gran cantidad de mano de obra. Se limpia fácilmente. A diferencia de las cámaras sépticas tradicionales, el biodigestor se limpia fácilmente y con solo abrir una llave. Para este trabajo no es necesario emplear a muchas personas, ni utilizar maquinaria de gran porte. No emite olores. Este sistema de in situ no emite ningún olor. Las cámaras sépticas emiten mucho olor porque los gases se liberan a la atmósfera. Seguro para el medio ambiente. El Biodigestor Rotoplas no causa un grave impacto en el ambiente. Como mencionamos no emite olores y el agua que fue tratada puede emplearse para riego y es un gran fertilizante ya que es rica en nitrógeno y otros nutrientes. Además el Biodigestor Autolimpiable realiza un tratamiento de agua primaria beneficiando el cuidado del medio ambiente y evitando la contaminación de los mantos freáticos. Diseño compacto. El sistema está construido con materiales de buena calidad que permiten una gran resistencia estructural. Puede soportar fácilmente la presión y el estrés, lo que lo hace extremadamente confiable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *