Contaminación del agua por sedimentos ¿existe una solución?

La contaminación del agua por sedimentos causa graves problemas al ambiente y a la salud de las personas. Pero ¿qué son los sedimentos? Los sedimentos son contaminantes que provienen de la industria, la agricultura y escorrentía urbana. Esta materia se abre paso a través del agua y se asienta en el fondo de ríos, lagos y océanos.

¿A qué se denomina contaminación por sedimentos? Imaginemos una cuenca hidrográfica, que es un área de tierra que drena agua a un punto común, como un arroyo, río o lago. Cada cuenca pequeña drena a una cuenca más grande que eventualmente fluye hacia el océano.

El sedimento es la arena suelta, arcilla y otras partículas que se depositan en el fondo de un cuerpo de agua. Los sedimentos pueden provenir de la erosión del suelo o de la descomposición de plantas y animales. El viento, el agua y el hielo ayudan a transportar estas partículas a los ríos, lagos y arroyos generando contaminación en el agua.

Impacto de la contaminación del agua por sedimentos

Impacto en la salud

Los contaminantes que se encuentran en los sedimentos provocan problemas de salud ya que ingresan a la cadena alimenticia acumulándose en peces y terminan contaminando con químicos tóxicos los alimentos.

También, los sedimentos pueden cambiar el sabor y olor del agua y hacer que su tratamiento sea más costoso. Asimismo, la contaminación del agua por sedimentos puede obstruir los desagües pluviales y aumentar las inundaciones.

Impacto en la vida marina

Los sedimentos generan graves mutaciones genéticas en los peces y en algunos casos llegan a obstruir las branquias y disminuir la claridad del agua necesaria para el crecimiento de la flora marina.

También los sedimentos pueden alterar el flujo de agua y reducir la profundidad, lo que dificulta o imposibilita la pesca y la navegación.

Soluciones para reducir el impacto por sedimentos en el agua

Una solución es preservar las zonas de césped y la vegetación siempre que sea posible ¿Por qué? Ayudan a filtrar los sedimentos de las aguas pluviales antes de que alcancen el sistema de drenaje y evitan que la lluvia convierta el suelo expuesto en lodo.

Control de sedimentos

Se utiliza para desviar el agua no contaminada del área de trabajo minimizar la erosión del sitio y estabilizar las superficies alteradas. Algunas ventajas:

-Canales más limpios y vida acuática más saludable.

-Reducción de costos de limpieza para la comunidad.

-Condiciones mejoradas del sitio

-Reducción de problemas de lodo y polvo.

¿Qué se debe tener en cuenta para realizar un control de sedimentos?

-Tipo de suelo: los suelos arcillosos son más propensos a causar daños ambientales y problemas de drenaje. Los subsuelos expuestos generalmente causan más dificultades en las capas superiores expuestas.

-Pendiente: cuanto más empinada y larga es la pendiente, mayor es el potencial de erosión y sedimentación.

-Extensión: cuanto mayor es la perturbación, es más grande el riesgo de erosión y sedimentación.

-Clima y estación: las precipitaciones (intensidad y duración) y los fuertes vientos influyen en la erosión y la sedimentación. Dado que es probable que los eventos de lluvia se intensifiquen con el cambio climático, la magnitud y la gravedad de la erosión y la sedimentación aumentarán y la necesidad de mitigar sus impactos será cada vez más importante.

-Tamaño y ubicación del sitio: el control de sedimentos en sitios pequeños suele ser más difícil de implementar, especialmente si la pendiente es hacia la calle.

-Reducir la erosión. Una solución es utilizar barriles de lluvia en los extremos de las canaletas para capturar las aguas pluviales: lluvia, derretimiento de la nieve o cualquier otra agua que proviene de las precipitaciones.

La precipitación del techo se concentra en las canaletas que se mueven más rápido y causan erosión. Un barril de lluvia recoge esta agua y permite distribuirla, más lentamente, en un área más grande.

Otra alternativa son los jardines de lluvia que en tanques acumulan aguas pluviales y permiten que se infiltre lentamente, en lugar de fluir rápidamente sobre el suelo y provocar la erosión. Una solución eficiente es acumular agua en Tanques Rotoplas. Existen varias opciones que se diferencian según su capacidad y características.

Dos opciones son los Tanques Garantía de por Vida de Rotoplas o los Tanques Tricapa Gris con capacidades de 400 a 2750 litros cuya estructura Tricapa garantiza la opacidad del interior del tanque, necesaria para evitar la fotosíntesis, microorganismos y bacterias asociadas. Además contiene aditivos para evitar el envejecimiento y la exposición a la intemperie.

Este artículo te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *