Consejos para cuidar el medio ambiente

Cuidar el medio ambiente es fundamental. Una buena forma de aportar nuestro grano de arena es mejorando las instalaciones del hogar y ahorrando recursos de agua, gas o electricidad.

Si pensamos en consejos para cuidar el medio ambiente, no podemos dejar a un lado el mantenimiento de las instalaciones, ya que son muy importantes. Y en ese punto Rotoplas, tiene años de experiencia e innovación fabricando los mejores productos.

Consejos para cuidar el medio ambiente: gas, electricidad y agua

En el hogar, es aconsejable reducir el empleo de estas fuentes de energía instalando soluciones eficientes o utilizando otro tipos de recursos energéticos como pueden ser los paneles o calentadores solares e incluso el uso del biogás.

Otras alternativas son instalar tanques de agua eficientes, como los que fabrica Rotoplas, que no presenten roturas, o tuberías de primera calidad para evitar fugas o goteos.

También se pueden instalar controladores de apertura o encendido que automatizan casi todas funciones del hogar. De esa manera se puede ahorrar hasta un 30 por ciento de energía.

Sistema de Drenaje

Por otro lado, el drenaje es una parte importante de cualquier propiedad. Es un sistema complejo e integral en la eficiencia de una construcción. En ese sentido, si hay un problema con el sistema o se necesita una reparación, podría afectar al funcionamiento toda la casa.

¿Para qué sirve? Un sistema de drenaje elimina el exceso de agua en una propiedad, ya sea en la superficie del suelo o en la zona de raíces. Esta agua necesita ser drenada para limpiar el sistema y las tuberías, de lo contrario podría causar inundaciones, fugas, drenaje lento, malos olores y daños por agua. En consecuencia se puede generar un gran derroche de ese recurso vital.

Contar con un buen sistema de drenaje previene la acumulación de agua y reduce la aparición de erosión del suelo. Además, garantiza una vida sana sin residuos o contaminantes que puedan llegar a dañar la salud.

Las aguas residuales de electrodomésticos, como lavaplatos y baños, pueden fluir a dos áreas: directamente a un desagüe subterráneo o a un pozo. En muchas zonas, no existe tratamiento primario de aguas negras y grises. Por eso, entre los consejos para cuidar el medio ambiente, no debe dejarse de incluir soluciones más eficientes y ecológicas. Un ejemplo, es el Biodigestor Autolimpiable que fabrica y comercializa Rotoplas.

Biodigestor Autolimpiable Rotoplas: eficiente y ecológico

conoce el Rotoplas biodigestor

Si buscas consejos para cuidar el medio ambiente una gran solución es instalar un Biodigestor Autolimpiable Rotoplas. Cuenta con equipo para el tratamiento primario de aguas negras y grises para su descarga a suelo (pozo de absorción o infiltración) o drenaje.

El Biodigestor Autolimpiable Rotoplas emplea un proceso anaerobio para realizar un tratamiento primario del agua. ¿Su función? Tratar las aguas residuales domésticas especialmente en zonas que no cuentan con servicio de drenaje.

Además incluye un novedoso sistema patentado de auto- limpieza para la purga de lodo, cuya característica principal es que no necesita un equipo especial.

También utiliza un filtro anaerobio interno que aumenta la eficiencia de tratamiento del agua y no requiere de electricidad para su funcionamiento o algún producto químico para tratar el agua. Fabricado con HDPE 100% virgen de una sola pieza (polietileno de alta densidad), su funcionamiento es muy simple.

Una de sus ventajas es que cuida el medio ambiente, pues previene la contaminación de mantos acuíferos. Es un sistema autolimpiable, al sólo abrir una llave se extraen los lodos residuales sin necesidad de usar equipo especializado. Es decir que, no requiere equipo electromecánico como bomba o camión de desazolve para su mantenimiento, eliminando costos adicionales para el usuario.

Otro beneficio del Biodigestor Autolimpiable Rotoplas es su diseño compacto y hermético, construido en una sola pieza para evitar fugas y agrietamientos. Es ligero y fuerte ofreciendo una alta resistencia a impactos y a la corrosión.

¿En qué consiste el sistema? Pues cuenta con una entrada de agua residual. Luego se realiza la separación de lodos y agua en una primera etapa. Después, se realiza la digestión anaerobia y paso a cama de lodos, que corresponde a la segunda etapa.

En una tercera etapa se utiliza el filtro anaerobio y luego se produce la salida de agua tratada a pozo de absorción, zanja de infiltración o campo de oxidación.

Finalmente, para su mantenimiento se debe abrir la válvula para que el lodo acumulado y digerido, fluya al registro. Una vez hecha la purga, cierra la válvula y mantenla así hasta el siguiente mantenimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *