¿Cómo funciona un Rotoplas Biodigestor?

conoce el Rotoplas biodigestor

Uno de los grandes problemas de los asentamientos humanos está relacionado con el manejo y tratamiento de los desechos orgánicos. Cuando vives en la ciudad se usa el baño, la cocina y demás sin dedicarle un mínimo pensamiento a lo que sucede cuando halas la cadena del retrete, y es porque las zonas residenciales están conectadas a una red de acueductos que incluye el tratamiento de las aguas negras y desechos orgánicos.

Pero si alguna vez debes ir a una localidad remota o un espacio rural donde no hay un sistema de cloacas, comenzarás a entender la importancia capital de estos sistemas.

La solución hasta hace algunos años era la instalación de un pozo séptico, pero estos son engorrosos y requieren mantenimiento profesional. En la actualidad contamos con opciones más modernas, sustentables y eficientes como el Rotoplas Biodigestor, que se encargará de hacer el tratamiento de efluentes cloacales. Eficiente y fácil de instalar, el biodigestor Rotoplas es justo lo que necesitas.

¿Cómo funciona el Rotoplas Biodigestor?

El biodigestor es un sistema de tratamiento de efluentes cloacales que trabaja de forma integral para depurar aguas residuales domésticas. Este novedoso sistema patentado ofrece un funcionamiento autónomo y sustituye las fosas sépticas, pues es capaz de tratar las aguas residuales sin afectar el medio ambiente y sin contaminar las capas freáticas.

Para entender el funcionamiento del Rotoplas Biodigestor es necesario conocer sus componentes. Cada biodigestor es un tanque grande, con una estructura de doble pared, una interna de consistencia esponjosa que ofrece mayor resistencia y aislamiento térmico, y la exterior, que tiene aditivos que previenen el deterioro y envejecimiento.

La depuración de las aguas residuales dentro del Biodigestor Rotoplas ocurre en tres etapas:

– Primera etapa: Retiene y digiere el material orgánico y sólidos, gracias a su filtro con esferas Biolam

– Segunda etapa: se distribuyen los líquidos en un área del suelo destinada para este propósito como campo de infiltración

– Tercera etapa: El suelo debajo del campo de infiltración completa la depuración del agua.

Dentro del tanque no hay aire, por lo que se facilita el crecimiento de microorganismos que disolverán y degradarán los sólidos orgánicos que entren, en un proceso conocido como digestión anaeróbica. En este proceso se formará líquido que contiene microorganismos, nutrientes y otro tipo de materia orgánica disuelta. También se formarán lodos, que es el subproducto de la degradación de los sólidos orgánicos. Todo esto es posible gracias a las bacterias que se fijan en las esferas Biolam, ubicadas en el interior del filtro.

Lo más revolucionario del Rotoplas Biodigestor es que es capaz de degradar todos estos desechos sin utilizar productos químicos, consumir energía eléctrica y sin contaminar los suelos ni las aguas subterráneas. Es un proceso natural, autosustentable y ecológico.

Ventajas del Biodigestor Rotoplas

– Es más eficiente que una fosa séptica convencional, pues no requiere tanto mantenimiento, es más duradero y no deja escapar olores.

– Autolimpiable. Sólo necesitas abrir una llave para drenarlo.

– Hermético, no admitirá filtraciones ni cederá pues está elaborado en una pieza de materiales robusto y de calidad. El polietileno con el que ha sido construido asegura una vida útil de al menos 35 años.

– Es fácil de instalar. No requiere herramientas especializadas, además es muy liviano.

– Rotoplas ofrece una garantía de hasta 5 años.

– Ecológico. No contamina el suelo ni la tierra. Es seguro y puede usarse tanto en zonas rurales como residenciales, sin temor a dejar residuos perjudiciales en el medio ambiente.

– Ahorrarás dinero, pues no tendrás que pagar a personas con equipos especializados para hacer el mantenimiento y limpieza del sistema. Sólo necesitas hacer la extracción de lodos una vez al año, y esto se hace abriendo una válvula.

¿Quiénes pueden beneficiarse del Rotoplas Biodigestor?

El sistema de tratamiento de aguas residuales Rotoplas puede instalarse en viviendas unifamiliares que por estar ubicadas en zonas remotas no tengan conexión con la red cloacal. También puede usarse en viviendas de zonas urbanas o rurales en las que los sistemas tradicionales (pozos sépticos y similares) se encuentren desbordados o colapsados. Si se instala el biodigestor en lugar de la cámara séptica, es posible recuperar la función del pozo saturado en mediano plazo.

Si una comunidad o zona residencial ha crecido de forma vertiginosa, colapsando los sistemas de cloacas,es posible utilizar los Biodigestores Rotoplas para que se encargue del excedente de desechos y que garantice el correcto funcionamiento de las redes cloacales.

El biodigestor también es de utilidad en plantas industriales y fábricas, pues puede reemplazar las plantas de tratamiento de aguas residuales. Dependiendo de las necesidades particulares del lugar se pueden necesitar equipos de gran capacidad o la instalación de varios biodigestores en paralelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *