Flotante para tanque, ¿Cómo instalarlo?

flotante y valvula para tanque Rotoplas

Tener un tanque de agua es una excelente idea para garantizar un suministro de agua constante y seguro. Dentro del tanque de agua se encuentra escondido un pequeño dispositivo que sirve para controlar el nivel de agua: el flotante para tanque. Este simple dispositivo permite la entrada de agua para llenar el tanque y lo cierra cuando ha alcanzado el nivel adecuado, evitando que se rebase.

Cómo funciona el flotante para tanque

El mecanismo del flotante para tanque es muy sencillo y es tan eficiente su diseño que se ha mantenido durante varios siglos. Aunque no lo creas el flotante fue creado en 1790. Consiste en una válvula conectada a un flotador hueco, sellado, montado sobre un brazo en la parte superior del tanque o tinaco.

Si alguna vez has cambiado el sistema de llenado del tanque de un sanitario podrás ver el funcionamiento de un flotante para tanque. Si bien el tamaño y el tipo de válvulas de llenado son distintas, el principio es el mismo: la posición del flotante activa el flujo de agua o lo corta.

La válvula está conectada al suministro de agua principal y se abre o cierra cuando lo indica el flotante. Si el nivel del agua es el máximo, el flotador alcanzará su punto más alto y forzará el mecanismo a cerrar la válvula e impedir el paso del agua. Si el nivel de agua del tanque baja, el flotante bajará y abrirá la válvula de llenado.

Escoge el mejor flotante para tanque

Si bien un flotante para tanque es un dispositivo sencillo, su función es de gran importancia, pues es lo que permitirá que se mantenga un nivel adecuado de agua en el tanque. Un flotante defectuoso se traducirá en un tanque vacío (y lo notarás en el momento menos oportuno) o peor aún: un tanque rebosado, instalaciones inundadas y hasta pérdidas materiales por el agua.

Busca un flotante para tanque elaborados en materiales de alta calidad. Recomendamos que la varilla que lo une sea de bronce, pues es un metal resistente a la corrosión, que no se oxidará ni dejará residuos contaminantes en el agua. Un producto que cumple con todas estas características es el Flotante para Tanque Rotoplas, que ofrece calidad y mayor vida útil.

Un buen flotante de tanque estará elaborado en una sola pieza. Esto los hace herméticos e irrompible, evitando uno de los grandes problemas que suelen tener estos dispositivos: la esfera se llena de agua, afectando su capacidad de flotación y causa que el tanque se desborde. Esto ocurre cuando el flotador está hecho con materiales de poca calidad, que se corroen con el paso del tiempo al estar tanto tiempo en contacto con el agua. Es mejor ir sobre seguro y escoger un buen flotante.

Cómo instalar el flotante para tanque

Si deseas reemplazar tu viejo flotante para tanque por uno de mejor calidad, ya sea porque está deteriorado o porque recién estás acondicionando uno nuevo, te recomendamos usar lo flotantes para Tanque Rotoplas, pues son de fácil instalación, no requieres pegamentos especiales y puedes hacerlo tú mismo.

Recuerda que el flotante no funciona por si solo, sino que debe complementarse con una válvula de llenado. Si estás reemplazando el flotante, puedes adquirir la Válvula de Llenado Rotoplas para que inicies con un mejor sistema. Para hacer la instalación necesitas:

– Válvula de llenado nueva

– Flotante para tanque

– Cinta teflón

– Llave

– Cierra el suministro de agua del tanque o tinaco. Esto te permitirá hacer el cambio tranquilamente. Recuerda que la llave de paso suele ubicarse en la parte externa.

– Utilizando la llave, desatornilla la válvula que reemplazarás. Retírala cuidadosamente.

– Toma la válvula nueva y cubre la rosca con la cinta teflón. Envuélvela en el sentido de las manecillas del reloj varias veces. Esto mejorará el sello de la válvula y evitará fugas.

– Coloca la válvula en el tubo, enroscándola con cuidado para que calce a la perfección. Asegúrate que la salida quede hacia abajo. Utiliza la llave para ajustar lo más posible.

– Coloca el flotador con la varilla en la válvula. Debes regular la altura del flotador, pues de esto depende su correcto funcionamiento. Es tan sencillo como ajustar una tuerca en el brazo de bronce del flotador.

– Abre el suministro de agua y verifica que el tanque se llene como es debido, que el flujo de agua se corte cuando el flotador se levanta y que no haya fugas.

Instalar el flotante para el tanque es muy sencillo y no deberías tener mayor problema, pero si careces de experiencia en estos trabajos, siempre puedes pedir el apoyo de un profesional en el área. Lo importante es que puedas hacer una instalación correcta y que puedas sacar el mayor provecho a tu tanque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *