¿Cómo ahorrar agua? 6 consejos que debes seguir

¿Cómo ahorrar agua_ 6 consejos que debes seguir
Si te preguntás cómo ahorrar agua, seguí estos consejos para preservar ese recurso y ser más amigable con el ambiente. Son consejos sencillos que ya podés comenzar a poner en práctica, acompañado/a de toda tu familia.

Razones para conservar el agua

Además de ahorrar dinero en tu factura, la conservación del agua ayuda a prevenir la contaminación del recurso en lagos, ríos y cuencas hidrográficas. Mares y rios, sin contaminantes Ahorrar agua también previene las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas con el tratamiento y la distribución del agua. Además puede extender la vida útil de tu sistema séptico al reducir la saturación del suelo y la contaminación debida a fugas. Pues cuanto menor sea la cantidad de agua que fluya a través de estos sistemas, menor será la probabilidad de contaminación.

Consejos para reducir el uso del agua

  1. Cambiá tu dieta.
Se necesita mucha agua, para cultivar, procesar y transportar los alimentos. Nuestras dietas representan aproximadamente la mitad de toda el agua que utilizamos. 6 tips para lavar los alimentos antes de consumirlos Una buena alternativa es reemplazar o disminuir los productos animales por una dieta basada en frutas y verduras. Comer menos carne de vaca, uno de los alimentos que consumen mayor cantidad de agua, es un buen paso. De esa manera, podés reducir significativamente tu huella hídrica. Además es necesario comprar productos locales que no tengan que ser transportados desde lugares lejanos.
  1. Disminuí el consumo de productos 
Los productos de consumo son una gran fuente de uso del agua pero, por lo general, no se le presta demasiada atención. Representan hasta un tercio de la huella hídrica de la mayoría de las personas. Entonces, para disminuir tu huella hídrica comprá menos de todo, desde ropa hasta aparatos electrónicos. No lo olvides: menos es más.
  1. Reducí el uso de agua en interiores
Existen muchas oportunidades para reducir el uso de agua en la cocina, el baño y hasta cuando lavas la ropa. Lavado de Manos La forma más efectiva de ahorrar agua es reemplazar los viejos accesorios e instalaciones por opciones más eficientes. Otra opción es no tirar la basura al inodoro. No es un cenicero o papelera. Cada vez que tiras una colilla de cigarrillo, pañuelos faciales u otro tipo de residuo, estás desperdiciando decenas de litros de agua.
  1. Buscá mayor eficiencia en instalaciones
Dale mantenimiento regular a las instalaciones. Revisá las llaves de agua y las tuberías en busca de fugas. Un pequeño goteo significa desperdiciar alrededor de 70 litros de agua por día. Algunas fugas se detectan fácilmente, pero otras requieren un poco más de esfuerzo para localizarlas. Si notas humedad, has encontrado una fuga. Llamá a un profesional y buscá asesoramiento. También podés usar tu medidor de agua para verificar si hay fugas de agua ocultas. Checa el medidor de agua de tu casa antes y después de un período de dos horas cuando no se esté usando agua. Si el medidor no lee exactamente lo mismo, hay una fuga. Otra buena medida es aislar tus tuberías de agua. Es fácil y económico. Se puede emplear goma espuma precortado. De esa forma, podés disponer agua caliente más rápido y además evitarás desperdiciar agua mientras se calienta.
  1. Reducí el tiempo en la ducha y el agua en inodoros
Reducí los tiempos en la ducha. Una ducha de cuatro minutos usa aproximadamente de 75 a 150 litros de agua. Además invertí en cabezales de ducha, que ahorran agua, o en temporizadores de ducha y aireadores de grifos de bajo flujo. Este consejo es muy útil. Colocá un refuerzo en el flotador del baño. Usá dos botellas de plástico o un refuerzo de flotador en el tanque del inodoro. Este tip sirve para reducir el desperdicio de agua. Llená con una o dos tazas de arena cada una de las botellas de plástico. Llená las botellas con agua y colócalas en el tanque del inodoro, lejos de los mecanismos operativos. Esto puede hacerte ahorrar hasta 3 litros o más de agua por día. Recuerda: en el tanque tienen que quedar, al menos, 11 litros de agua para que se descargue correctamente. Otra opción es instalar modelos de descarga baja o doble.  Cambiá el viejo inodoro por uno nuevo y eficiente. Existen modelos que ahorran hasta 70% en agua.
  1. Pon en práctica el riego inteligente y la reutilización del agua
Utilizá menos agua al aire libre. De toda el agua residencial que se usa, gran parte corresponde al uso del agua al aire libre. Por ejemplo, en el mantenimiento de jardines se emplean grandes cantidades de agua. En su lugar podés instalar un sistema de riego por goteo, riego automatizado o podés adquirir un tanque vertical de Rotoplas y recolectar agua de lluvia para, posteriormente, reutilizar en el jardín o para lavar el auto.
  1. Elegí lavarropas y lavavajillas eficientes
En el lavarropas, sólo usá cargas completas. Para cargas parciales, ajustá los niveles de agua para que coincidan con el tamaño de la carga. También invertí en un lavarropa y un lavavajilla eficiente. Utilizan entre un 35% y un 50% menos de agua y un 50% menos de energía por carga. Finalmente, y si estás buscando productos eficientes para almacenar agua, invertí en un Tanque Vertical de Rotoplas, que ha sido diseñado con materias primas importadas, que garantizan resistencia y durabilidad. Su óptimo diseño geométrico, la relación ideal altura/diámetro genera la menor fatiga (mayor stress crack resistance) de los tanques disponibles en el mercado, garantizando mayor vida útil. Fabricados en una sola pieza, con resina 100% virgen y polietileno de alta calidad y densidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *