¿Para qué sirve un Biodigestor? Conoce los detalles

Los biodigestores Rotoplas están hechos con los materiales de calidad para mayor resistencia y durabilidad.

El uso sostenible de los recursos naturales es muy importante para preservar la vida en nuestro planeta. Un Biodigestor, además de ofrecer una solución muy práctica y eficiente, permite el tratamiento de aguas residuales para poderlas devolver a la naturaleza sin contaminar el agua. A continuación conocé para qué sirve un Biodigestor, sus aplicaciones, ventajas y más.

Ventajas de instalar un Biodigestor

  • Es amigable con el medio ambiente. Previene la contaminación de los cuerpos de agua, cuidando este recurso tan importante para la vida en el planeta.

  • Resuelve las descargas cloacales en lugares a los que no se tiene acceso a la red de drenaje público, evitando que haya riesgos sanitarios.

  • Seguro y económico. En zonas que no cuentan con drenaje, un Biodigestor Autolimpiable funciona de forma segura y es muy económico, ya que ahorra costos de mantenimiento al ser autolimpiable.

  • Mayor resistencia y vida útil. Su exclusivo diseño evita fisuras y filtraciones, su funcionamiento es autónomo y de fácil instalación.

  • Mejora las condiciones sanitarias y reduce la propagación de parásitos y bacterias potencialmente dañinas para la salud de los seres humanos.

  • Se puede emplear en diferentes tipos de ámbitos tanto rural como urbano.

Biodigestor Rotoplas ¿en qué consiste?

El Biodigestor Rotoplas es un sistema de tratamiento de efluentes cloacales que puede ser utilizado en viviendas unifamiliares, en zonas urbanas, suburbanas, rurales y barrios cerrados, sin conexión a red cloacal, resolviendo la descarga cloacal dentro del lote.

Es un sistema muy eficiente, útil y no contamina. No lleva demasiado mantenimiento y su instalación se realiza rápidamente.

¿Cómo funciona el Biodigestor Rotoplas?

El Biodigestor Rotoplas cuenta con un funcionamiento realmente sencillo. El diseño incluye una entrada de agua residual. Una cámara de separación de lodos y agua (donde se produce la primera etapa) y una cámara de digestión anaerobia y paso a través de

cama de lodos (aquí tiene lugar la segunda etapa). Luego el agua pasa por un filtro anaerobio (tercera etapa). Finalmente, la salida de agua tratada se dirige a un pozo de absorción, zanja de infiltración o campo de oxidación.

El mantenimiento de este Biodigestor es muy fácil. Se debe abrir la válvula para que el lodo acumulado y digerido, fluya al Registro de lodos. Una vez hecha la purga, cierra la válvula y manténla así hasta el siguiente mantenimiento, que debe hacerse cada 1 año.

3 aplicaciones del Biodigestor Rotoplas

  • Viviendas con sistemas tradicionales desbordados, cámaras sépticas y pozos absorbentes. El Biodigestor Rotoplas reemplaza la cámara séptica. De esta manera, a mediano plazo, se puede recuperar la absorción del pozo saturado.

  • Plantas industriales. En este tipo de construcciones, un Biodigestor reemplaza las plantas de tratamiento de efluentes cloacales. En estos casos se utilizan equipos de gran capacidad o colocando baterías de biodigestores en paralelo.

  • Redes cloacales existentes. Muchas veces los Biodigestores Rotoplas pueden emplearse en instalaciones que han quedado obsoletas por la creciente densidad de población. Un ejemplo: una planta diseñada para 100 viviendas en donde hay conectadas 250 se deben instalar biodigestores en el excedente, es decir, en 150 viviendas de esta forma se envía a la red sólo el efluente crudo de 100 unidades asegurando el perfecto funcionamiento de la misma.

Características del Biodigestor Rotoplas

El Biodigestor autolimpiable de Rotoplas cuenta con un diseño vanguardista de forma cilíndrica, el cual permite resolver necesidades de saneamiento a través de diferentes capacidades de caudal, respondiendo a los requerimientos de las distintas obras.

Está fabricado con los materiales de las más alta calidad. Es un tanque ultra resistente y hermético que incorpora la estructura de una doble pared con la pared interior. Su construcción esponjosa, le otorga mayor resistencia y aislación térmica. La pared exterior brinda una perfecta terminación lisa, esta pared contiene aditivos para evitar el envejecimiento al estar a la intemperie. Se puede conseguir en capacidades de 600, 1300 y 3000 litros.

Equipo con tecnología innovadora. El equipo completo del Biodigestor se compone de tanque séptico, cámara de contención de lodos estabilizados, sistema de extracción de lodos y filtro de aros PET.

Tecnología innovadora: eficientes cámaras de infiltración 

Las Cámaras de Infiltración, fueron diseñadas para completar el sistema de tratamiento Rotoplas, infiltrando el efluente tratado y reduciendo el tamaño de la superficie a utilizar hasta un 50% comparado con los sistemas tradicionales de infiltración.

Los modelos Rotoplas están compuestos de PEAD inyectado de alta resistencia, incorporan tecnología de micro perforado. Estas cámaras trabajan a sección hueca dando mayor contención al efluente.

Finalmente, la cámara de extracción de lodos estabilizados se debe realizar en obra de manera tradicional o con anillos pre moldeados de hormigón pretensado o plásticos, el fondo de la cámara no debe tener ningún tipo de aislación.

En línea con la preservación del medio ambiente el biodigestor autolimpiable de Rotoplas aporta puntos para la certificación LEED al ser un producto sustentable, además de que cumple con la Norma NOM-006-CONAGUA-1997 “Fosas sépticas prefabricadas y especificaciones y métodos de prueba”. Al utilizarlo, estarás ayudando a preservar los recursos para las futuras generaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.