Biodigestor: funcionamiento y su dinámica solución para tu hogar

Biodigestor: funcionamiento y su dinámica solución para tu hogar

Los métodos utilizados para el tratamiento de los residuos domiciliarios son poco eficientes ya que existe poco mantenimiento de las redes cloacales o cámaras sépticas. Esta situación causa problemas en el ambiente debido a que las aguas residuales contaminan los mantos acuíferos y pueden ocasionar graves problemas de salud, además de emanar olores penetrantes y putrefactos. Pensado en revertir esta situación, con una novedosa tecnología, el Biodigestor Rotoplas ha sido diseñado especialmente para aquellas viviendas que no cuentan con acceso a la red de drenaje.

El Biodigestor Rotoplas recibe las aguas residuales domésticas y realiza un tratamiento primario del agua favoreciendo el cuidado del medio ambiente y evitando la contaminación de mantos freáticos. En ese sentido, es un sistema eficiente que ayuda a que el drenaje se libere evitando su obstrucción y haciendo más rápido el tratamiento posterior del agua.

Biodigestor Funcionamiento

En su funcionamiento, el Biodigestor Rotoplas, utiliza un proceso anaerobio, que separa los líquidos de las grasas, para realizar un tratamiento primario del agua.

¿Cómo funciona? En una primera etapa, el Biodigestor separa los lodos del agua. Luego, mediante la digestión anaerobia el agua es recibida por un filtro. Finalmente se produce la salida de agua tratada a un pozo de absorción, zanja de filtración o campo de oxidación.

El único mantenimiento que lleva el Biodigestor Rotoplas gracias a su sistema autolimpiable. consiste en descargar cada año el lodo acumulado y digerido. Una vez hecha la purga, se debe cerrar la válvula y mantenerla así hasta el siguiente mantenimiento.

Instalación de un Biodigestor Rotoplas

La instalación subterránea del Biodigestor Rotoplas debe tener la profundidad necesaria de manera que la entrada de la instalación de la vivienda coincida con la entrada del Biodigestor. La base deberá ser excavada con el mismo formato cónico del equipo. Tendrá que estar compactada y libre de piedras o cualquier otro elemento que pueda llegar a dañar las paredes del Biodigestor. En el fondo deberá hacerse una platea de 60 centímetros de diámetro de hormigón, con un espesor de 5 centímetros, con una malla cima en su interior.

Al bajar el equipo en su interior la base cónica debe quedar bien apoyada. Antes de comenzar la compactación, se debe llenar el biodigestor con agua. Para ello se debe instalar la válvula de extracción de lodos y mantenerse cerrada. El agua tiene que permanecer en el equipo después de realizarse la instalación.

Al momento de entierre y compactación, la parte cónica debe rellenarse con arena y cemento seco mezclados, de esa forma el apoyo quedará perfecto y no existirán huecos. Luego debe rellenarse el resto con cemento hasta llegar a la superficie.

La posición de la cámara de extracción de lodos es determinada por la posición de la válvula de extracción de los mismos. La excavación puede realizarse con diferentes tipos de materiales, siendo el cemento uno de los más utilizados.

Los aros de PET que se encuentran en el interior del tanque, no deben de retirarse ya que son el material filtrante y soporte fundamental para el buen funcionamiento del filtro anaeróbico. Para que el Biodigestor comience a andar hay que instalar un tubo sanitario desde la construcción a la entrada del Biodigestor. Muy importante: Debe cerrarse la válvula de extracción de lodo.

Asimismo, la salida del agua se debe conectar a las cámaras de infiltración, que permiten que el agua residual al salir del biodigestor, se distribuya por el terreno filtrando el efluente por las pequeñas perforaciones que se ubican en sus paredes.

Beneficios del Biodigestor Rotoplas

El Biodigestor Rotoplas es perfecto para tratar aguas residuales domésticas. Es eficiente, ya que su desempeño es superior al de una fosa séptica debido a que realiza un tratamiento primario de las aguas residuales.

La ventaja del Biodigestor Rotoplas es que no tiene costo de mantenimiento es decir, no es necesario emplear equipo especializado para el desazolve como una bomba o camión.

Otro beneficio muy importante, que ofrece el Biodigestor Rotoplas, es que es amigable con el entorno ya que ayuda a prevenir la contaminación de los mantos freáticos.

Por otro lado, gracias a su diseño hermético y compacto, es muy higiénico y resistente resistente. Gracias a su estructura de poliestireno de alta densidad las raíces no pueden detectar la humedad, de esa manera se evitan roturas, agrietamientos y fugas. Además no produce olores.

El Biodigestor Rotoplas cuenta con un diseño que en su parte inferior es cónico, lo cual permite expulsar fácilmente el lodo acumulado en el fondo. Este se transforma en una capa de polvo que, al accionar una llave, es expulsado convirtiéndose en abono que se puede utilizar en el jardín.

Finalmente, el Biodigestor Rotoplas se puede adquirir en diferentes capacidades: 600, 1300 y 3000 litros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *