Beneficios de tomar agua en casa

Beneficios de tomar agua en casa-01
Vital, sin calorías y muy refrescante, tomar agua en casa aporta numerosos beneficios a la salud. Es un componente clave de varias partes del cuerpo humano, por lo que es importante conocer cuáles son las ventajas de tomar agua y cómo obtenerla de forma segura y económica. Por eso, disponer de una fuente de agua segura, constante y confiable en tu hogar es indispensable para mantener tu salud y la de tu familia. Tomar agua

De la cabeza a los pies: múltiples de beneficios

Consumir agua diariamente y en cantidades recomendadas ofrece muchos se beneficios. A continuación te enumeramos algunos de ellos: – Mejora la digestión. Al beber suficiente agua se promueve una digestión saludable. Pues, el agua es un componente vital que garantiza el correcto funcionamiento del tracto gastrointestinal. De esa manera, se mejora la capacidad del cuerpo para descomponer los alimentos, promoviendo así un sistema digestivo que funcione sin problemas. Además, previene el estreñimiento y reduce los gases y la hinchazón. Cuando el cuerpo recibe poca agua, el colon absorbe agua en un esfuerzo por hidratar el cuerpo. Esto lleva a un desequilibrio de líquidos en el intestino causando constipación. El estreñimiento puede estar influenciado por diferentes factores como la diabetes, un estilo de vida sedentario o los efectos secundarios de la medicación, entre otros. Sin embargo, tomar agua en casa permite que la digestión y el metabolismo en el intestino sean mucho más eficientes. – El agua también puede ayudar a reducir la acidez estomacal, que es un síntoma gastrointestinal muy común. – Ayuda a controlar el peso. Tomar agua natural en casa también ayuda a controlar el peso. Tomar frecuentemente agua aumenta el metabolismo, suprime el apetito y promueve la saciedad, lo que lleva a una disminución de la ingesta calórica. Además, si tomas agua natural en lugar de jugos, o gaseosas, vas a disminuir tu consumo de azúcar. – Mejora la función renal y cerebral. Además, tomar agua mejora la función renal. Al consumir frecuentemente agua se eliminan más rápidamente los desechos no deseados del cuerpo. El agua, por ejemplo, actúa como un medio para eliminar las toxinas del cuerpo a través del sudor y la orina. – Hidrata el cerebro. Como un órgano compuesto por más del 73 por ciento de agua, el cerebro humano necesita agua para funcionar por completo. El cerebro depende de una hidratación adecuada para funcionar de manera óptima. Las células cerebrales requieren un delicado equilibrio entre el agua y varios elementos para funcionar, y cuando se pierde demasiada agua, ese equilibrio se interrumpe.

Claves para detectar la deshidratación

– Mayor cansancio y letargo. Una de las principales señales para detectar de que no estás tomando suficiente agua es el cansancio extremo y el letargo. La deshidratación reduce tus niveles de energía dejándote exhausto y volviéndote irritable. – Sequedad de boca, ojos y piel. Si no tomas suficiente agua es probable que sientas la boca seca, picazón en la garganta, dolor en los ojos y no puedas producir saliva. Tomar suficiente agua asegura que tus ojos, piel y boca permanezcan húmedos y bien hidratados. – Halitosis. Una de las funciones básicas de la saliva es ayudar a la boca a combatir los ácidos y las bacterias. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, debido a la deshidratación, las glándulas salivales no pueden producir la saliva requerida, lo que dificulta abordar eficazmente los ácidos y las bacterias que están presentes en la boca y esto, a su vez, genera aliento. – Mal olor. Del mismo modo, el agua ayuda a liberar toxinas a través del sudor. Si tu cuerpo está deshidratado, no puede liberar estas toxinas (bacterias) y cuando se acumulan generan un olor corporal desagradable, especialmente en axilas, pies y el área de la ingle.

¿Cuánta agua tomar?

No existe una regla general que indique qué cantidad de agua para tomar es la adecuada. Sin embargo , hay ciertas pautas que se basan según la edad de las personas. Por lo general, en promedio se deben beber entre 2 y 3 litros de agua al día, pero depende de la actividad física que realices. También se recomienda consumir mayores cantidades de agua si te encuentras en climas cálidos, cuando realizas actividades al aire libre o algún tipo de deporte.

¿Cuáles son las mejores fuentes de agua?

El agua se puede obtener de varias fuentes. La más sencilla es abriendo la llave del agua de tu casa. Sin embargo, quizás no sea lo más adecuado ya que el agua de la canilla puede no ser 100% limpia y puede contener algunos contaminantes. Por eso, se aconseja instalar en los hogares dispositivos de agua que, aunque no hacen que el agua se pueda tomar, sí mejoran su calidad para lavar, bañarse y realizar otras actividades. En ese sentido, una solución novedosa y súper eficiente para el hogar es el Dispositivo de Acondicionamiento de Agua Estándar que comercializa Rotoplas. El Dispositivo Estándar de Rotoplas cuenta con tecnología Hydronet®. Este poderosos sistema retiene el 99% de partículas iguales o mayores a 50 micras (del grosor de un cabello); tales como arena, tierra y otros sedimentos, evitando que se tapen las tuberías y duchas. Además cuenta con una capacidad de filtración de 24 litros por minuto. Otras fuentes de agua se pueden encontrar en la comida. El agua está presente en los alimentos. De hecho, hasta el 20% de las necesidades diarias de agua se pueden satisfacer a través de ellos. En ese sentido, los alimentos líquidos, las frutas y verduras y las bebidas son una gran opción. Finalmente, la sopa, leche, té, café, gaseosas, agua potable y jugos son fuentes muy importantes de agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.