5 Tips para beber agua purificada

Si hablamos de beber agua, existen varias opciones diferentes entre las que podés elegir. Desde beber agua directamente de la canilla a comprarla en el supermercado. También podés colocar un filtro en tu canilla o en una jarra.

Pero con tantas opciones ¿cómo sabés cuál es la mejor alternativa? ¿Existe realmente una diferencia entre todos estos tipos de aguas?

Como consumidores, varias empresas de agua nos dicen muchas cosas diferentes por lo que puede ser difícil descifrar qué es verdadero y qué no. Con frecuencia, elegimos el agua que consumimos según el precio o la conveniencia.

Seguramente más de una vez escuchaste sobre los diversos contaminantes que se encuentran en el agua que sale de la canilla y afectan tu salud. Frente a esa situación una opción viable es beber agua purificada.

Por lo general, su pureza se representa, a menudo, numéricamente por “sólidos totales disueltos” (TDS) que miden la concentración de impurezas solubles en H2O puro. El TDS se mide en términos de partes por millón (ppm) o miligramos por litro (mg / l).

¿Por qué el agua purificada es mejor que el agua de la canilla?

 El agua purificada es mucho mejor por varias razones ya que el agua de la canilla viaja a través de tuberías sucias y podría recoger trozos de arena y polvo en su camino. Además, es posible que contenga bacterias y cloro.

Beber agua purificada es más saludable ya que mediante el proceso de purificación se eliminan químicos y se conservan los minerales esenciales. En definitiva: beber agua purificada es beber agua sin contaminantes.

El agua que ha sido purificada pasa por un riguroso proceso de tratamiento de filtración, que elimina todos los rastros de contaminantes que puedan haber estado presentes anteriormente en él. El nivel en el que se verifica y aprueba su pureza es significativamente más alto que el agua de manantial o agua destilada.

En el caso del agua purificada, las impurezas no pueden formar más de 10 partes por millón. En algunos casos, el agua purificada todavía puede tener algunos rastros de microbios. Sin embargo, cualquier químico o patógeno, que de otra manera podría estar presente en el agua se elimina por completo.

Otra razón: beber agua purificada es más sano además de que sabe y huele mejor. Te mantiene hidratado, y te hace ver y sentir bien. Pero esas no son sus únicas virtudes, estar hidratado puede ayudarte a lucir más joven y mantener tu piel fresca retrasando los signos del envejecimiento. Y no solo eso, ¿Sabías que beber agua purificada también es muy bueno para tus huesos y cabello?.

Como beneficio adicional, si usás agua purificada en los electrodomésticos como la cafetera, tus aparatos durarán mucho más que si utilizaras agua corriente ¿Por qué? El agua de la canilla contiene minerales que se depositan en los electrodomésticos, generando resistencia, lo que ocasiona fallas y problemas de funcionamiento.

¿Cómo obtener agua purificada en tu hogar?

Aquí te damos algunos tips que podés aplicar para obtener agua purificada en casa que son muy prácticos y mucho más eficientes. ¡Tomá nota!

-Verificá que tus instalaciones se encuentren en buen estado.
-Realizá mantenimiento regular a los tanques de agua, preferentemente dos veces al año.
-Utilizá filtros en tanques y cisternas. En ese sentido, Rotoplas Argentina, fabrica y comercializa productos de ese tipo, que son de gran calidad.
-Instalá un filtro de agua en la canilla de tu cocina.
-Cuidá el agua y no la desperdicies.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *