10 hábitos saludables que debes hacer todos los días

10 hábitos saludables que debes hacer todos los días
Tener hábitos saludables como comer de manera balanceada y hacer ejercicio benefician la salud física, mental y emocional de las personas. Realizar actividad física en la mañana o dormir una siesta, durante el día, son solo algunos de los hábitos que podés hacer para sentirte bien y en armonía. Desafortunadamente, en nuestra búsqueda del éxito, a menudo tomamos atajos y terminamos sufriendo de varias dolencias que podríamos haber evitado. Para mejorar tu salud, conoce 10 hábitos saludables que ya podés comenzar a adoptar. Hábitos saludables
  1. Despertarse temprano
Un estudio de la Universidad de Toronto descubrió que los madrugadores son más felices y saludables que aquellos que se quedan dormidos hasta tarde. Otras investigaciones también han encontrado que los madrugadores tienen personalidades más estables y estados de ánimo más alegres. No se trata de sacrificar horas de sueño, pero sí de tener un buen balance en tus ciclos de descanso.
  1. Realizar ejercicio en la mañana
Realizar ejercicio, regularmente y preferentemente durante la mañana, tiene múltiples ventajas, aseguran los estudios realizados por los investigadores del Instituto de Salud Pilgrim del Harvard. Además el ejercicio matutino también puede ayudar a sentirse con más energía y acelerar el metabolismo durante el día, muestran las investigaciones. Realizar ejercicio en la mañana
  1. Tomar duchas de agua fría
Puede parecer una locura, pero las investigaciones como las de Physical Therapy in Sport, han demostrado que tomar duchas a bajas temperaturas puede aportar innumerables beneficios cómo puede ser acelerar el metabolismo o reducir la depresión, además es una buena manera de despertar más rápido y ahorrar energía en el hogar.
  1. Ser sociable
Un aspecto integral de la salud general es conservar una buena vida social. Un análisis de casi 150 estudios publicados en PLoS Medicine encontró que las personas con relaciones personales más fuertes tienen muchas más probabilidades de no caer en depresión que aquellas que son solitarias. Los investigadores analizaron información sobre más de 300,000 personas y dijeron que el riesgo para la salud, que conlleva estar desconectado socialmente, es tan malo para su salud como fumar 15 cigarrillos al día e incluso más peligroso que ser obeso. Entonces dedica más tiempo a tus amigos y asegúrate de que las amistades sigan siendo una prioridad.
  1. Beber más agua
Beber agua tiene numerosos beneficios: te mantiene hidratado y mejora el sistema inmunológico. Además, beber agua ayuda a que todos los órganos del cuerpo funcionen, a que las articulaciones y músculos se mantengan en forma, dicen investigaciones de University College de Londres. Por lo tanto, llevar a la práctica este hábito saludable es indispensable para conservar la salud. En la práctica, podés ir acostumbrándote a este hábito bebiendo agua cada vez que vas a la cocina, colocando un filtro de agua en tu casa.
  1. Moverse a lo largo del día
Es probable que ya hayas escuchado que un estilo de vida sedentario es malo para la salud. Científicos de la Universidad de Texas en Austin han demostrado que sentarse demasiado aumenta el riesgo de desarrollar cáncer, enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 y depresión, además de aumentar el riesgo de volverse obeso. Los investigadores sugieren moverse más todos los días para evitar mayor riesgo en el futuro.
  1. Usar protector solar
El cáncer de piel es el más común de todos los cánceres, y afecta a más de 3.5 millones de personas cada año, mencionan estudios del Instituto Queensland en Australia. Sus investigaciones revelan que usar protector solar previene este tipo de cáncer. Podés usar protector solar en la playa, pero también es importante utilizarlo, diariamente, durante todo el año para proteger tu piel.
  1. Dormir una siesta
La escuela de medicina de Harvard ha demostrado en diferentes estudios que tomar breves períodos de descanso brindan varios beneficios a la salud como disminuir el estrés y reducir riesgos de enfermedades cardíacas. Recomiendan tomar tres siestas de 30 minutos por semana.
  1. Comer bien y preparar tu propia comida
Nueces, frutas y muchas verduras de hojas verdes oscuras, son parte de una dieta saludable, que ayudarán a todos los aspectos de su salud. Cuando se consume a largo plazo, una dieta saludable puede ayudar a protegerte contra problemas de salud como diabetes, enfermedades cardíacas, obesidad y muchas otras dolencias. Por otro lado, un estudio de la Universidad de Cambridge demostró que las personas mayores de Taiwán que cocinaban la mayoría de sus comidas vivían más que aquellos que no preparaban sus alimentos en casa, ya que cocinar tu propia comida te da un control mucho mayor de lo que contiene. Además podés hacer intercambios de ingredientes saludables, controlar el tamaño de las porciones y la frescura de los ingredientes.
  1. Levantar peso
El ejercicio es claramente un hábito saludable que vale la pena adoptar, pero el entrenamiento de fuerza también ofrece sus propios beneficios, así lo afirman investigadores de la Universidad de Tufts que, tras un intenso estudio, informaron que el levantamiento de pesas podría ayudar a prevenir y revertir la pérdida muscular y ósea. Además agregan que adquirir un hábito de entrenamiento de fuerza regular también podría ayudar a aliviar el dolor de artritis, mejorar la calidad del sueño y reducir la cantidad de lesiones generales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.