Diferencias de tanque de almacenamiento de agua de cemento y polietileno

Diferencias de tanque de almacenamiento de agua de cemento y polietileno

Prácticos y funcionales los tanques de almacenamiento se han fabricado en cemento o polietileno, pero, ¿cuál es el mejor? Descubrí las características y ventajas de un tanque de almacenamiento de agua de polietileno y por qué es mucho mejor que un tanque de agua de cemento.

Tanques de almacenamiento de agua de cemento: ventajas 

El cemento es un material muy duradero que se ha utilizado en la construcción durante siglos. Favorecido por su fuerza y ​​resiliencia, se puede moldear en prácticamente cualquier forma, lo que permite a los constructores fabricar tanques, estructuras y cimientos resistentes que resistan las presiones geológicas y ambientales.

Cuando se entierran bajo el suelo, los tanques de cemento pueden resistir el desplazamiento del mismo. Debido a que son tan pesados, se puede esperar que se asienten donde fueron colocados originalmente y permanezcan en su lugar durante las próximas décadas. Los vehículos pueden pasar sobre el suelo sobre un tanque de cemento enterrado, y los árboles cercanos pueden hacer crecer sus raíces sin preocuparse de penetrar o deformar la estructura.

¿Cómo limpiar un tanque de agua de una casa?

Los puntos fuertes del cemento son también sus debilidades. El material es resistente en gran parte debido a lo pesado y masivo que es. Tanto peso es una molestia para el transporte y la instalación, y puede aumentar considerablemente sus costos. Los instaladores necesitarán usar maquinaria pesada para colocar un tanque en la ubicación deseada, y las fugas no pueden remediarse simplemente levantando el tanque del suelo para aplicar un sellador rápido. Es probable que los reparadores deban excavar en el suelo para llegar a la fuente de la fuga.

Si bien el cemento puede durar décadas, una vez que comienza a degradarse presenta todo tipo de problemas que no se resuelven fácilmente. A medida que el hormigón envejece, se vuelve cada vez más vulnerable a las grietas y la erosión, lo que a su vez provocará que el tanque tenga fugas.

La porosidad del cemento es la razón principal por la que las grietas y las fugas son más comunes a medida que el concreto envejece. También son una de las causas para qué las reparaciones sean comparativamente más caras.

El mantenimiento adecuado, de materiales como el cemento, puede prevenir algunos de los problemas detallados anteriormente antes de que se salgan de control, pero el mantenimiento en sí requiere inspecciones periódicas que pueden ser bastante costosas. Y a diferencia de las grietas en el plástico, que se pueden sellar con un sellador básico, la fijación del concreto generalmente implica perforar y sellar las grietas desde adentro hacia afuera. Por lo que es costoso, se debe contratar a personas calificadas y lleva su tiempo.

Tanques de almacenamiento de agua de polietileno

Los tanques de polietileno son más ligeros y flexibles, son fáciles y económicos de instalar y reparar. También son más resistentes al agrietamiento, por lo que no necesariamente requerirán inspecciones estructurales de rutina. No tienen juntas, vigas ni componentes sellados. Mejor aún, son completamente resistentes a los daños causados ​​por el agua. Nunca se corroerán ni se oxidarán. Son flexibles y cuando el ciclo de vida del tanque finalmente termina, el plástico se puede reciclar.

Tanque Rotoplas

Dado que los tanques de polietileno son relativamente livianos y extremadamente duraderos, transportarlos es fácil. Se mueven utilizando métodos de carga básicos. Además, cuando llegan a su ubicación, se pueden descargar utilizando técnicas y equipos comúnmente disponibles en un lugar de trabajo. Por último, se pueden maniobrar varias veces hasta que estén listos para instalarse sin temor a que se dañen.

Los tanques de almacenamiento de agua de polietileno son resistentes a las fugas porque están moldeados, en una sola pieza. Los tanques de cemento tienden a desarrollar fugas, con el tiempo, debido a la oxidación y la corrosión.

La calidad de los tanques de polietileno y su resistencia a las fugas pueden variar ampliamente debido al método de construcción y fabricación.

A diferencia de los tanques fabricados de otros materiales, los tanques de almacenamiento de agua de polietileno requieren un mantenimiento de rutina limitado y no emplean mano de obra especializada.

Además de un costo de transporte reducido, una instalación menos propensa a errores y una menor necesidad de mantenimiento, los tanques de almacenamiento de agua de polietileno también duran más que los tanques de cemento.

 ¿Qué contenedor es mejor?

Existen demasiados factores ambientales que deberás considerar al momento de elegir un tanque de almacenamiento de agua. Sin embargo, existen tres aspectos importantes a considerar:

  • La instalación adecuada es fundamental para maximizar la vida útil de un tanque de almacenamiento de agua. Por eso contratá a profesionales.

  • La reducción de los posibles puntos de fuga disminuye la responsabilidad y el costo de almacenar agua.

  • El material del tanque puede determinar el costo de vida útil de un tanque.

Antes de decidirte por un tanque de almacenamiento de agua no es mala idea contratar a un profesional para que haga una recomendación que se adapte a tus necesidades. Puede proporcionar un análisis objetivo sobre qué tipo de tanque de almacenamiento de agua se adapta mejor a tu hogar o propiedad.

En Rotoplas podrás encontrar tanques de almacenamiento de la mejor calidad, fabricados con los materiales más convenientes. Entrá al catálogo y conocé sus características.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.