¿Cómo solucionar el desperdicio de agua? 5 tips

Ar ¿Cómo solucionar el desperdicio de agua? 5 tips
El agua se considera un recurso prácticamente no renovable. La conservación de los recursos hídricos, incluso en áreas sin escasez, ayuda a reducir la necesidad de construir presas o extraer agua de los ríos, disminuye las producción de aguas residuales producidas y tratadas en las plantas de alcantarillado y las emisiones de gases de efecto invernadero. Reducir y racionalizar el uso de agua en el hogar es imprescindible, ya que dentro de las viviendas existen grandes derroches de agua. Hacer algunos pequeños cambios en casa te permite ahorrar cantidades significativas de agua. Sin duda, te sentirás mejor con el impacto positivo que tienen estos cambios en el medio ambiente. Por eso, conoce cómo solucionar el desperdicio de agua con estos tips.
  1. En el baño En un hogar promedio, el 63 por ciento del consumo total de agua ocurre en el baño. Para reducir su consumo: Cierra el grifo: no necesita correr agua mientras te afeitas o cepillas los dientes. Algunos grifos viejos usan hasta 38 litros de agua por minuto. En lugar de dejar correr el agua, mantén el grifo cerrado hasta que estés listo para enjuagar. Piensa dos veces antes de descargar el inodoro: incluso los inodoros de bajo flujo usan más de 7 litros de agua por descarga. Puede que no parezca mucho, pero suma. En ese sentido, considera descargar los desechos líquidos solo unas pocas veces al día. Instala accesorios de bajo flujo: los canillas, duchas e inodoros antiguos probablemente no cumplan con los estándares de eficiencia actuales. Una opción para disminuir el consumo de agua y evitar fugas es instalar aireadores de alta eficiencia en canillas que permiten ahorrar hasta 4 litros de agua por minuto. Reduce el uso de la bañera: las duchas usan menos agua que las bañeras. La bañera promedio contiene 136 litros de agua y el cabezal de ducha utiliza aproximadamente solo 7 litros por minuto. Si una familia de cuatro personas toma duchas de 10 minutos en lugar de utilizar la bañera, ahorrarás 245 litros de agua por día. Recicla el agua: para ahorrar aún más agua, coloca un balde en la ducha o bañera y deja que se llene mientras esperas que el agua se caliente. Esta agua reciclada se puede utilizar para regar las plantas.
  2. En la cocina https://www.pexels.com/photo/water-flows-from-the-tap-to-sink-6256/ Reutiliza el agua: cuando laves los alimentos, llena un recipiente y recicla el agua que utilices. Carga el lavavajillas: Créalo o no, el lavavajillas usa aproximadamente 37 litros menos de agua que el lavado manual de los platos. Sin embargo, utilízalo con cargas completas. Si tenés pocos utensilios, platos y cubiertos que lavar, llena de agua la bacha y lava los objetos allí.
  3. A la hora de lavar la ropa Se necesita mucha agua para lavar una sola carga de ropa. Un lavaropa regular usa aproximadamente 45 mil litros de agua en una carga de ropa. Para ahorrar lava la ropa solo cuando existan cargas completas. Elige el programa de lavado correcto: si es necesario lavar solo unas prendas utiliza un programa en el lavaropa que indique el menor tamaño de la carga, de modo que la máquina pueda ajustar la cantidad de agua a utilizar. Adquiere productos eficientes: una lavaropa es una inversión importante, si es de alta eficiencia usa aproximadamente la mitad del agua de una máquina estándar, lo que podría ahorrar aproximadamente 27 mil litros por año para una familia de cuatro.
  4. En el jardín En verano, el riego del césped pueden representar hasta el 50% del uso del agua en el hogar. Los estudios muestran que hasta la mitad de este uso es un desperdicio. Para reducir el consumo de agua acondiciona tu jardín con mantillo ya que permite conservar la humedad, desalentar el crecimiento de malezas e incluso nivelar la temperatura del suelo. De hecho puede mantener hasta un 70% más de agua en el suelo. Usa sistemas de riego por goteo en lugar de mangueras. Riega una vez por semana, preferentemente, durante la mañana cuando la temperatura es más baja y la evaporación es menor.
  5. Aprovecha el agua de lluvia Instala tanques verticales para recolectar agua de lluvia. Utilizar el agua de lluvia puede reducir el consumo de agua y además es una gran medida para ser más amigable con el ambiente. El agua de lluvia puede emplearse en el jardín, para limpiar exteriores o lavar el auto. Además, al recolectar agua de lluvia se reduce la carga en los sistemas de aguas pluviales porque la escorrentía del techo no se vierte en los desagües. Asimismo y complementariamente a los tanques de agua se puede instalar un biodigestor, cuyo sistema recibe las aguas residuales domésticas y realiza un tratamiento primario del agua, favoreciendo el cuidado del medio ambiente y evitando la contaminación de mantos freáticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *