¿Cómo dejar de contaminar el agua?

¿Cómo dejar de contaminar el agua?

Seguro más de una vez te has preguntado cómo dejar de contaminar el agua. Es de destacar que cuando se almacena en lugares que no son adecuados, se puede contaminar con tierra, ramas, la misma lluvia, polvo entre otros agentes contaminantes.

Además, si los contenedores no son de buena calidad o no se les da mantenimiento se ensucian y aparecen bacterias. Por eso, es importante invertir en tanques de calidad, como los que comercializa Rotoplas. A continuación conocé cuáles son los problemas más recurrentes que tienen lugar en los tanques de agua y que pueden arruinar su contenido por completo.

Problemas comunes en los tanques de almacenamiento agua 

Desde guardar agua hasta sustancias químicas y mantener líquidos ultrafríos, los tanques de almacenamiento desempeñan un papel clave en muchas industrias, como la agricultura, el petróleo y el gas. Por extensión, tienen un papel importante en el sustento de la vida de las personas. Además son indispensables para conservar agua para uso residencial.
Agua de calidad

Cabe destacar que estas grandes soluciones de almacenamiento son susceptibles de sufrir varios inconvenientes si no se les da el correcto mantenimiento. Algunos de los problemas más habituales son:

Oxidación. La corrosión es el principal adversario de un tanque. Además, la oxidación se acelera cuando el tanque está expuesto a condiciones ambientales corrosivas, como oxígeno, humedad, iones de cloruro y alta salinidad. La única defensa que tienen los tanques contra la oxidación es su revestimiento. Para evitar la oxidación decídete por materiales como el polietileno, que es anti oxidación.

oxidación

Fugas. Ya sea que el tanque se instale sobre la superficie o debajo de la tierra, las fugas de los tanques de almacenamiento representan una amenaza para la salud humana y el medio ambiente. Hay muchos factores que provocan derrames y fugas. Uno de ellos es el daño debido a la corrosión. En los tanques de almacenamiento subterráneos, pueden producirse fugas porque los sellos se han secado y agrietado con el tiempo. Si quieres tanques de almacenamiento seguros y resistentes escoge materiales como el polietileno.

Microbios y hongos. El aire puede transportar microbios como hongos y bacterias. Es por eso que los tanques de almacenamiento de agua pueden contaminarse con estos agentes contaminantes. Los hongos y las bacterias son especialmente dañinos cuando comienzan a reproducirse. Escoger tanques con capas que evitan la reproducción de bacterias, algas y hongos es la opción más eficiente.

hongos

Grietas. Cuando el agua ingresa a un tanque de almacenamiento, puede comprometer la calidad del agua y esto puede generar provocar contaminación microbiana. Existen varias formas en que el agua ingresa a un sistema de almacenamiento, por ejemplo:

  • Tanques dañados
  • Accesorios sueltos
  • Acumulación de agua de lluvia
  • Condensación

Siempre elegí tanques de almacenamiento cuyo material sea ultra resistente. El polietileno es un ejemplo de un material duradero e higiénico.

 Claves para elegir un tanque de agua

En promedio, una familia de cuatro personas consume alrededor de 600 litros por día, lo que equivale a 120 a 200 litros por persona. 50% aproximadamente se utiliza en el lavado de autos, lavado de caminos, riego en jardines. Un 17% en duchas, 13% en aseos, 11,5% en el lavado de ropa y 8.5% se destina para alimentación e hidratación.

Sin embargo, el tamaño del tanque de almacenamiento de agua que necesites dependerá de cómo planees usar el recurso.

Tanques de Agua Rotoplas

Dimensiones y tamaños del tanque de almacenamiento de agua. Dependiendo del espacio disponible y de tus preferencias personales, podés elegir entre un tanque de agua redondo o delgado.

Los tanques de almacenamiento delgados son ideales para lugares donde existe un espacio limitado. También se los considera una opción más estética.

Los tanques de almacenamiento de agua redondos tienen mayor capacidad de almacenamiento y son ideales donde existe mucho espacio y se necesite un gran volumen de agua; son habituales en los contextos rurales y urbanos.

Otro aspecto a tener en cuenta es el material con el que se fabrica el tanque de almacenamiento de agua. Opciones hay muchas pero no todas son muy eficientes. El material más común en tanques de agua es el concreto y el polietileno. El primero lleva mayor mantenimiento, se necesita emplear mano de obra especializada para su instalación y mantenimiento, y no es fácil de transportar. El segundo, en cambio, es de bajo mantenimiento, se instala en pocos minutos y puede transportarse sin inconvenientes. Además cuenta con tecnología innovadora y accesorios de gran calidad.

Finalmente, elegí  marcas de tanques de agua reconocidas. Eso garantiza calidad y eficiencia. Un ejemplo es Rotoplas y su línea de tanques de almacenamiento de agua diseñados para diferentes tipos de aplicaciones. Con su experiencia e innovación esta marca es líder en el mercado latinoamericano.

Mantenimiento de tanques de almacenamiento de agua

Los contenedores de almacenamiento de agua deben inspeccionarse y limpiarse con regularidad para evitar problemas de contaminación. Los tanques deben lavarse e inspeccionarse al menos una vez cada año año, y donde los suministros de agua tienen problemas de sedimentos, se recomiendan hacerlo cada 6 meses.

Los tanques contenedores de agua pueden ponerse fuera de servicio para realizar una inspección en seco y limpiarse de forma efectiva.

Para limpiar un tanque, primero: cierra el agua del suministro. Luego vacía el tanque (utiliza esa agua para regar o lavar la ropa pero no la desperdicies).

Con un paño y un poco de lejía ve limpiando las paredes del tanque. Enjuaga y vuelve a limpiar hasta que compruebes que ha quedado totalmente limpio. Finalmente, llena el tanque con agua nuevamente. Repite esta tarea de mantenimiento, al menos una vez al año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *