¿Cómo cuidar tu salud al trabajar en casa?

¿Cómo cuidar tu salud al trabajar en casa_-01
Actualmente, debido a la cuarentena y al avance de la tecnología, son muchas las personas que trabajan desde casa. Pero trabajar desde tu hogar puede presentar un conjunto de desafíos, especialmente, cuando se trata de tu salud. La abundancia de comida en la cocina y la tentación de trabajar en una posición inadecuada, como en el sillón, pueden ocasionar graves problemas de salud. Cuando se trabaja desde casa, es necesario crear límites y rutinas de autocuidado para mantener un estilo de vida saludable. Por ejemplo, es fácil caer en el mal hábito de nunca desconectarse, y eso no es bueno para tu bienestar mental o físico. Trata de hacer ejercicio, meditar, alimentarte saludablemente, bañarte con agua caliente. Cualquiera de estos hábitos son básicos para cuidar tu salud. A continuación conoce estos tips para trabajar en casa y mantenerte en forma y saludable.

10 Tips saludables para trabajar en casa

  1. Establece límites. Cuando se trabaja de forma remota, es tentador permitir que el trabajo continúe hasta la noche, ya que no existe una separación entre casa y la oficina. Por eso es importante establecer un horario de inicio y finalización claro, programando descansos.
Antes de trabajar… Tómate unos minutos a la mañana para pensar con anticipación sobre cómo va a ser tu día. Puede ayudarte a sentirte con mayor control y el día te va a rendir más. A lo largo del día… Realiza descansos de cincos minutos, despégate de la silla y movete por la habitación.
  1. Llena tu heladera con alimentos nutritivos. Puede ser demasiada tentación consumir alimentos no saludables. Dado que la cocina está a solo unos pasos. Si bien no es fácil frenar un mal hábito como comer comida chatarra, podés limitar el impacto teniendo en tu heladera solo alimentos nutritivos y saludables.
  2. Hace ejercicio. No importa si es una caminata corta, necesitas ejercitarte todos los días.
Hacer ejercicio también es una excelente manera de evitar el aislamiento, ya que implica interactuar con las personas.
  1. Toma un descanso para almorzar. A la hora del almuerzo realiza un verdadero descanso. Desconéctate por completo. Tu computadora va a seguir ahí cuando vuelvas.
  2. Creá una rutina matutina significativa. Una rutina matutina puede incluir leer el diario, hacer yoga, meditar o cualquier otro tipo de actividad que sirva para relajarte. Solo determina que sea un momento para ti.
  3. Diseñá un espacio para trabajar. Dentro de tus posibilidades. En tu espacio de trabajo no deben haber ni camas, ni sillones, por más cómodos que parezcan. Tus áreas de relajación no se deben asociar con el trabajo. Trata de mantener tu teléfono y computadora afuera del dormitorio, así no estás constantemente conectado al trabajo.
  4. Si podes, no trabajes en el living. Trabajar en ese espacio de la casa reduce la productividad. Algunas personas podrían pensar que trabajar desde casa es genial para ver series o intercalar el trabajo con otra actividad. Grave error. Podés permitirte este vicio una vez, pero no tenés que hacerlo un hábito. Evitá la televisión y otras distracciones digitales para que puedas concentrarte en tu trabajo.
  5. Levántate y move el cuerpo. Hacer ejercicio una vez al día no es suficiente. Lo mejor es moverse durante todo el día. Cuando estás sentado se consume menos energía, lo que lleva a un aumento de peso y problemas de salud crónicos. Realiza un descanso, cada 30 minutos, para moverte. Al menos hacé cinco minutos de actividad. Por ejemplo, podés tener a mano una cuerda para saltar.
  6. Vestite todas las mañanas como si fueras a una oficina. Si trabajas en casa, dejá de lado el pijama. Aunque pienses que es lo mejor, perjudica tu productividad, inhibe la sociabilización y limita tus salidas afuera de casa.
  7. Toma suficiente agua. Trata de tomar agua cada una o dos horas, y siempre tene a mano una botella de agua en tu escritorio. Mantenerse hidratado aporta energía y mejora la concentración y la productividad. Por eso, se recomienda mantener tus instalaciones en perfecto estado y equiparlas con productos de calidad. Un ejemplo son los Tanques Garantía de por Vida de Rotoplas, cuya resistencia y rendimiento es notable. Su diseño y tecnología retiene tierra y sedimentos, evitando que se tapen las tuberías y brindando agua limpia transparente y de la mejor calidad.

Trabajar en casa en cuarentena, 2 puntos a tomar en cuenta

Si tu ciudad todavía está en cuarentena o tu actividad laboral no se encuentra entre las esenciales, seguí estas claves para trabajar desde casa, sin perder productividad.
  1. Mantene las horas de trabajo claramente definidas. Del mismo modo que designas y separas tu espacio de trabajo físico, tenés que tener claro cuándo estás trabajando y cuándo no. Obtendrás un mejor trabajo y estarás más preparado para regresar a la oficina. Si tu rol es colaborativo, trabaja en el mismo horario que tus compañeros ya que hace que todo sea mucho más fácil.
  2. No te dejes atrapar por las noticias. La distracción es uno de los grandes desafíos que enfrentan las personas que trabajan desde casa, especialmente aquellas que no están acostumbradas. Es humano distraerse. Pero hay que tener cuidado con lo mucho que te dejas distraer. En este momento, una de las mayores distracciones son las noticias. Y si estás trabajando de forma remota, debido al coronavirus, es probable que verifiques, constantemente, las actualizaciones de COVID-19. Es bueno mantenerse informado, pero en estado de confinamiento puede generar mayor ansiedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.