Biodigestor: el más eficiente en tratamiento de residuos orgánicos domésticos

La generación de residuos en la casa, se ha convertido en un problema tanto social como ambiental, pues su tratamiento es mínimo y se llegan a contaminar áreas naturales.

Muchos de los residuos orgánicos domésticos se desechan por medio del agua. Ya sea que se laven alimentos en la cocina, se tome una ducha o se use el inodoro, los residuos orgánicos domésticos suelen terminar en las cloacas municipales.

Sin embargo, aún hoy, en muchas regiones del país, no se cuenta con sistema de desagüe ni drenaje. En estas zonas se buscan alternativas como pozos de absorción, fosas sépticas, letrinas o biodigestores para evitar la contaminación de la zona, y sobre todo de los cuerpos de agua naturales.

A continuación, conocé en qué consisten estos sistemas y por qué el Biodigestor Autolimpiable de Rotoplas es la mejor opción para el tratamiento de residuos orgánicos domésticos.

¿Cómo tratar las aguas grises?

Tratar las aguas grises es importante para integrarse nuevamente a las fuentes de agua naturales de manera ecológica, o por si se necesita volver a utilizar esta agua para actividades específicas.

El saneamiento del agua residual sirve para evitar la contaminación, así como enfermedades causadas por problemas de higiene.

¿Cómo hacer un tratamiento adecuado de aguas grises?

Dependiendo del tipo de residuos, se deberá de dar un tratamiento específico para ellos. Las aguas grises o jabonosas -provenientes de la cocina, el lavamanos o la ducha- pueden pasar simplemente por una filtración menos profunda, aireación y desalinizadoras para poder ser re utilizadas.

Sin embargo, para las aguas producto de descargas del inodoro (conocidas también como aguas negras) se precisa un filtrado más intensivo, así como los pasos antes citados y terminar por un proceso para separar los lodos.

Esto se hace con dos finalidades, específicamente. La primera es la de evitar seguir contaminando las fuentes de agua como ríos, lagos y mares, así como el cuidado de los mantos freáticos. La segunda finalidad es la de reutilizar el agua que consumimos, ahorrando en agua potable y utilizándola sólo para lo necesario, provocando un ahorro en este recurso.

El agua tratada nunca debe de utilizarse para el consumo directo, es decir que no puede ser bebida por los seres humanos.

Usos de las aguas tratadas

El uso que se le puede dar a las aguas tratadas de residuos orgánicos es exclusivamente para riego o para ser nuevamente empleadas en la descarga de los inodoros. Si se busca que el agua pueda usarse para lavar o ducharse será necesario una planta purificadora, además de otros procesos para evitar riesgos a la salud.

Lavado de Manos

Para usar el agua en riego no es necesario mucho equipo: una vez pasada el agua por los mencionados procesos se puede bombear directamente a un tanque de almacenamiento o al sistema de riego. Si lo que se quiere es utilizar el agua para descargas en el inodoro será necesaria una instalación alterna que no sólo almacene el agua, sino que además conduzca la misma hacia el mueble sanitario.

Biodigestores ¿para qué sirven?

El biodigestor es un sistema para el saneamiento de agua. Resulta ideal para viviendas que no cuentan con servicio de drenaje en red.

El biodigestor provee un ambiente controlado para que se realice el proceso de descomposición de la materia orgánica. El sistema recibe las aguas residuales domésticas, y por medio de las mismas bacterias que existen en ellas se crea el proceso biológico, mientras se libera gas metano y se genera fertilizante, que bien podría ser utilizado posteriormente.

Biodigestor Rotoplas

La descomposición de la materia orgánica contenida en su interior produce gases por la fermentación de los mismos. Esas emanaciones se conocen como biogás. El biogás es utilizado como combustible para producir energía eléctrica o calor.

Otro producto que se puede conseguir de los biodigestores es la utilización de los lodos residuales como fertilizante para el suelo, aportando valiosos nutrientes a las plantas.

Es por esa razón que los biodigestores son muy utilizados en la industria del agro pues además de reutilizar el agua para riego también generan energía y fertilizante.

Beneficios de los Biodigestores

Eficientes. La eficiencia es una de las grandes claves para que un sistema funcione correctamente, se reduzca el consumo de recursos y no cause un grave impacto en el ambiente. Cuando los procesos y soluciones no son eficientes, el derroche de recursos es grave y por lo tanto, también se invierte mucho dinero. Si hablamos de impacto ambiental y tratamiento de residuos orgánicos domésticos es de suma importancia que los sistemas que se seleccionen, como los biodigestores, sean lo más eficientes posible, así su rendimiento será mayor.

Ecológicos. El tratamiento de residuos orgánicos domésticos es un deber ecológico. Existen leyes que prohiben la descarga de residuos orgánicos en áreas naturales, por lo que las multas y los castigos pueden ser graves. No es correcto emplear sistemas cuyo impacto ambiental pueda dañar al entorno y comprometer los recursos.

Accesibles. De nada sirve que una tecnología sea ecológica y sustentable pero no accesible. El precio de este tipo de soluciones, a veces, se cree que es elevado. Sin embargo, existen opciones para distintas necesidades y presupuestos. Además, son una verdadera inversión a largo plazo. Al realizar el tratamiento de residuos orgánicos domésticos con un Biodigestor se ahorra en recursos materiales, energéticos y de mano de obra. Además llevan bajo mantenimiento y son muy resistentes, por lo que su vida útil es notable.

Biodigestor Autolimpiable Rotoplas  

En zonas en donde no se tiene acceso al alcantarillado, el Biodigestor Autolimpiable Rotoplas resuelve el problema del tratamiento primario de residuos orgánicos domésticos de forma sencilla, práctica y profesional. Es un sistema sustentable que permite aprovechar los residuos e incluirlos nuevamente en un ciclo integral.

El Biodigestor incluye tecnología moderna, que convierte los procesos en tareas rápidas y sencillas sin emplear mano de obra calificada. Pues su sistema autolimpiable permite descargar los residuos (que ya han sido tratados) de manera fácil: solo se debe abrir la llave del tanque.  Tras el paso por el Biodigestor esos residuos se convierten en poderosos fertilizantes creando un ciclo autosuficiente y sustentable.

El Biodigestor Autolimpiable de Rotoplas se caracteriza por incluir sistemas de capas y tecnología de vanguardia para tratar el agua. Además brinda la posibilidad de reutilizar los recursos, por lo que será la mejor herramienta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *