Todo lo que debés saber sobre la gestión de aguas residuales

El agua es un recurso fundamental para el ser humano, no solo para el consumo directo sino también para el funcionamiento de industrias, riego de cultivos y servicios de todo tipo. Ahora bien, el uso humano del agua produce daños ambientales en ríos y mares, además de que imposibilita un nuevo uso del recurso. Frente a ese problema existe el proceso que llamamos tratamiento o gestión de aguas residuales. En este artículo te explicamos de qué se trata, cuál es su importancia y cómo funciona una planta de gestión de aguas residuales. 

Es importante señalar que el tratamiento de las aguas servidas data desde la antigüedad. Desde tiempos inmemoriales, el ser humano intentó reutilizar el agua que ya había sido sometida a algún tipo de contaminación. Al día de hoy, con nuevas maquinarias y procesos químicos especializados, los métodos de gestión de aguas negras se sofisticaron. 

Por lo general, en los grandes centros urbanos existen plantas de procesamiento de aguas residuales en las que el agua se somete a una serie de procesos físicos, químicos y biológicos que se encargan de filtrar y separar los agentes contaminantes para que el agua pueda ser reutilizada. 

¿Qué son las aguas residuales?

Las aguas residuales son las aguas que han sido utilizadas en actividades domésticas, industriales o comerciales y que contienen contaminantes y residuos de diferentes tipos. Estas aguas también son conocidas como aguas negras, y pueden ser generadas por el uso de baños, lavadoras, duchas, lavavajillas, entre otros.

Las aguas residuales pueden contener sustancias como grasas, aceites, detergentes, productos químicos, metales pesados, microorganismos patógenos y materia orgánica. Estos contaminantes pueden tener efectos negativos en el medio ambiente y en la salud humana si no se tratan adecuadamente. Para evitar dichos perjuicios existe el tratamiento de aguas residuales.

Cotizá tu tanque con nuestros expertos

¿Por qué es importante el tratamiento de aguas residuales?

  • Evita la contaminación. El tratamiento de aguas residuales es esencial para evitar la contaminación del medio ambiente y la propagación de enfermedades. El tratamiento puede incluir procesos físicos, químicos y biológicos para eliminar los contaminantes del agua y hacerla segura para su descarga en ríos, mares u otros cuerpos de agua.
  • Beneficios en la agricultura. El tratamiento de aguas residuales también puede ser beneficioso para la agricultura y la industria. ¿De qué manera? Las aguas negras tratadas pueden ser utilizadas para el riego de cultivos y para la producción de energía a través del biogás generado durante el tratamiento.
  • Siempre es mejor prevenir es necesario tomar medidas para reducir la cantidad de contaminantes que se descargan en las aguas residuales, como utilizar productos de limpieza biodegradables y no verter residuos peligrosos en el drenaje.

Es importante tener en cuenta que el tratamiento de aguas residuales no solo es responsabilidad de las autoridades y empresas encargadas de suministrar y tratar el agua, sino también de los individuos y empresas que generan dichas aguas. 

agua purificada

¿Cómo funciona una planta de tratamiento de aguas residuales?

Una planta de tratamiento de aguas residuales es una instalación que utiliza procesos físicos, químicos y biológicos para eliminar los contaminantes de las aguas residuales y hacerlas seguras para su descarga en cuerpos de agua naturales o su reutilización en diferentes usos. A continuación, te explicamos los principales procesos involucrados en el su tratamiento.

Pretratamiento

El pretratamiento es la primera etapa del proceso de tratamiento de aguas residuales, y consiste en la eliminación de sólidos y materiales grandes, como ramas, hojas, plásticos, arena, piedras y otros materiales que puedan dañar el equipo de la planta. El pretratamiento se realiza en una serie de rejas, cribas y desarenadores.

Tratamiento primario

Una vez que eliminamos las partículas de mayor tamaño, el siguiente paso es el tratamiento primario. En pocas palabras, se enfoca en la eliminación de sólidos suspendidos y materia orgánica, y es una etapa de sedimentación donde las partículas más pesadas se asientan en el fondo de los tanques de sedimentación primaria. En esta etapa se eliminan alrededor del 60% de los contaminantes en las aguas residuales.

Tratamiento secundario

El tratamiento secundario utiliza procesos biológicos para eliminar los contaminantes disueltos y materia orgánica que no se eliminaron en el tratamiento primario de las aguas servidas. En esta etapa, se añade aire al agua para estimular el crecimiento de bacterias y otros microorganismos que descomponen los contaminantes. El tratamiento secundario puede incluir diferentes procesos, como el proceso de lodos activados, los sistemas de lagunas de aireación y los filtros biológicos.

Cotizá tu tanque con nuestros expertos

Tratamiento terciario

El tratamiento terciario se enfoca en la eliminación de contaminantes específicos en las aguas residuales, como los nutrientes, los metales pesados y los productos químicos tóxicos. En esta etapa se utilizan diferentes tecnologías, como los sistemas de filtración, los procesos de desinfección, la eliminación de nutrientes y los procesos de oxidación avanzada.

Desinfección

La desinfección es una etapa importante del proceso de tratamiento de aguas residuales, donde se eliminan los microorganismos patógenos que pueden causar enfermedades. Los métodos de desinfección más comunes incluyen el uso de cloro, ozono y radiación ultravioleta.

Descarga o reutilización

Después del tratamiento, el agua puede ser descargada en un cuerpo de agua natural o reutilizada en diferentes usos, como el riego de cultivos, la producción de energía y la recarga de acuíferos. La calidad del agua tratada dependerá del grado de tratamiento al que se sometió y de los estándares de calidad establecidos por las autoridades ambientales.
A modo de conclusión, el tratamiento de aguas residuales genera lodos residuales (o barro residual) que deben ser tratados y dispuestos adecuadamente. Estos lodos pueden ser tratados a través de procesos de digestión anaerobia, compostaje o deshidratación, y luego pueden ser utilizados como fertilizante en la agricultura.

Estamos para ayudarte

Dejanos tus datos y un asesor se comunicará en las próximas 24 horas.

Otras notas que te pueden interesar

8 mayo 2024 Por Rotoplas Agro
Cuando hablamos del cultivo de cebolla en extensivo, hacemos referencia a la práctica de cultiva...
30 abril 2024 Por Rotoplas Agro
La gomosis es una palabra que suele inspirar mucho miedo en todos los jardineros y también en ho...
30 abril 2024 Por Rotoplas Agro
Hace miles de años, con el descubrimiento de la agricultura, el ser humano solamente cultivaba l...