Riego complementario en la región pampeana

¿Por qué es importante el riego complementario? 🌱

En este artículo, te contamos los tipos de riegos complementarios y por qué son necesarios para tus cultivos.

Cuando el clima es inestable y no se puede confiar en las lluvias, las pérdidas económicas llegan tarde o temprano. En regiones semiáridas, sobre todo, las precipitaciones pueden no llegar al nivel suficiente. A su vez, según el tipo de suelo, la lluvia que realmente se absorbe puede ser sólo un porcentaje de la precipitación caída, con lo que en última instancia podría derivar en la degradación del suelo. Por eso, según el tipo de suelo, es conveniente implementar un tipo de riego distinto de las lluvias, es decir, un tipo de riego artificial. El riego complementario es una manera de cubrir deficiencias hídricas y dar estabilidad al rendimiento productivo, principalmente en contextos de variabilidad climática, ya que, de lo contrario, existe el riesgo de que disminuya la calidad de los suelos agrícolas y, con ello, se pierda tiempo y dinero. 

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, más conocida por sus siglas en inglés (FAO/UN), se estima que la superficie de Argentina que cuenta con distintos tipos de sistemas de riego representa sólo el 6% del mapa de suelos argentino. Este porcentaje, que no debe leerse sin tener en cuenta la clasificación de suelos, en otros países tiene otras relaciones: asciende al 17% en Estados Unidos, al 10% en Uruguay y al 21% en el mundo. Un tipo de riego en Argentina es el riego por aspersión, aunque también hay otros, como los distintos tipos de riego por goteo y los milenarios surcos.

Tipos de sistemas de riego

A continuación, dos de los principales sistemas de tipo de riego en Argentina:

Foto de FOX en Pexels

Riego por aspersión

Para lograr una estabilización de suelos adecuada que no varíe según las inclemencias climáticas, el riego por aspersión es uno de los tipos de sistema de riego más utilizados, ya que hace que el suelo se mantenga hidratado la mayor parte del año y manera uniforme. El riego por aspersión es un tipo de sistema de riego presurizado, que riega el cultivo en forma de lluvia artificial, con la facilidad de que permite controlar la intensidad de descarga y el tiempo de aplicación. Dentro de los distintos tipos de riego, el riego por aspersión utiliza emisores de agua llamados aspersores, es un riego que cubre la totalidad de la superficie. El método que predomina en la región pampeana y extrapampeana es el de aspersión mecanizada con pivot central.

Ventajas del riego por aspersión:

  • El consumo de agua es inferior al que se necesita para otros tipos de sistemas de riego como los surcos o por inundación. 
  • Puede ser utilizado con facilidad en distintos tipos de suelos, ya sean suelos limosos, suelos calcáreos o suelos pedregosos, incluso en los terrenos altos.
  • Se puede dosificar el agua con una buena precisión, evitando tanto las pérdidas como la degradación de los suelos. 
  • Al eliminarse la presión que el agua puede ejercer sobre los cultivos, no hay riesgo de afectar la materia sometido a riego. Esto es importante, ya que muchos cultivos de la región pampeana requieren de una presión baja.
  • Como la distribución de agua es homogénea, la vegetación sometida a riego por aspersión es absoluta, y el agua se distribuye con suavidad sobre toda el área. 

Desventajas del riego por aspersión:

  • Se consume más agua que en otros tipos de sistemas de riego, como el riego por goteo.. 
  • Es necesario hacer una correcta determinación de la distancia entre aspersores para lograr una uniformidad superior al 80%, porque de no ser así, el riego no será homogéneo. 
  • Al aplicar el sistema de riego por aspersión, la humedad generada en la zona foliar y del tallo de los cultivos, en contexto de temperaturas altas, podría causar la aparición de hongos.
Foto por Lukas Bato en Unplash

Riego por goteo

Dentro de los distintos tipos de sistemas de riego, uno de los más utilizados es el riego por goteo. Los sistemas de riego por goteo permiten conducir el agua a través de una red de tuberías y regar los cultivos a través de emisores que aplican pequeños volúmenes de agua de manera intermitente. 

El riego por goteo es un sistema de riego presurizado en el que agua viaja por conductos cerrados impulsados por presión. Se utiliza en distintos tipos de suelos y en cultivos tanto de gran escala, de hecho, el riego por goteo es parte importante de la agricultura en la region pampeana y extrapampeana, como así también de cultivos urbanos y huertas hogareñas. En términos agronómicos, son llamados riegos localizados porque aportan humedad a un sector de volumen del suelo, suficiente para un buen desarrollo del cultivo. También se lo denomina de alta frecuencia, lo que permite regar desde una a dos veces por día, todos o algunos días, dependiendo de los tipos de suelos y sus características, como así también de las necesidades del cultivo. Los riegos frecuentes de baja intensidad permiten reducir el peligro de estrés hídrico, ya que es posible mantener la humedad del suelo a niveles óptimos durante todo el período de cultivo, mejorando las condiciones para el desarrollo de las plantas y manteniendo la calidad de los suelos.

Ventajas del riego por goteo

  • Al utilizarse caudales chicos de baja presión, en el riego por goteo el gasto de agua es menor.
  • Al haber varios puntos de emisión, el agua se localiza en la proximidad de las plantas. El riego no es homogéneo, como en el riego por aspersores, sino localizado.
  • El volumen de suelo mojado es menor, por lo tanto el riego se realiza con alta frecuencia y en pequeñas cantidades. Esto contribuye al cuidado de la calidad del suelo. 

Desventajas del riego por goteo

  • Los sectores más altos reciben menos presión. Sin embargo, hay distintos tipos de riego por goteo. En un sistema moderno de riego por goteo se controla la presión con una pequeña bomba eléctrica en cada parcela.
  • Dado que el volumen de suelo mojado es menor y se riega con mucha frecuencia, el riego por goteo tiene una dependencia alta de la energía eléctrica. Por eso, en zonas donde los cortes de suministro eléctrico son frecuentes, es un problema a tener en cuenta.

Tanto el riego por goteo como el riego por aspersión son modos de riego complementario muy populares en la región pampeana y extrapampeana. Si bien cada una tiene sus ventajas y desventajas, los avances tecnológicos contribuyen a que las ventajas sean cada vez mayores, lo que resulta, en última instancia, en mayor estabilidad del rendimiento productivo. 

Cotizar