¿Qué es el sarro en el agua y cómo evitarlo?

En este artículo, te contamos todo lo que tenés que saber sobre el sarro en el agua: qué es, cómo se forma y cómo puede afectar la producción.

¿Qué es el agua con sarro?

El agua con sarro se compone de elementos minerales: el carbonato calcio y el magnesio, entre otros. Es común que se forme en lugares donde el agua es utilizada continuamente. En los casos en que tales minerales se encuentren en proporciones elevadas, se produce lo que se llama agua dura: mientras más duros sean los niveles de dureza del agua, más altos son los niveles de sarro.

Ahora bien, ¿cómo se forma el agua dura y agua blanda? Principalmente a través de los recorridos que realiza previamente al momento de ser captada: el agua, al atravesar distintas formaciones geológicas, arrastra distintos minerales. Entre los distintos resultados en su formación final, uno puede ser el agua dura y blanda.

Por lo tanto, obtendremos distintos tipos de agua según de dónde provenga. Tal es el caso de los acuíferos granitos y de las piedras calizas. En el primero, es poco probable adquirir agua dura, ya que el recorrido que realiza el agua por ellos generalmente da como resultado la formación de aguas blandas. En cambio, en el segundo, es altamente probable que se obtenga agua dura, es decir, agua con sarro, ya que la piedra caliza se encuentra conformada por las sales de magnesio y carbonato de sodio.

Cotizá tu tanque con nuestros expertos

Tipos de dureza del agua

Es importante tener en cuenta que existen distintos tipos de dureza del agua (sarro) y, por lo tanto, distintos niveles de sarro en el agua, según la dureza que dé como resultado su cálculo. Ambos se determinan a partir de los componentes que la conforman y por el índice de concentración de partes por millón del total de sales que contiene.

  • Agua con poca dureza

Se trata de una dureza en agua constituida por el carbonato de calcio o el magnesio. Poseen una concentración de menos de 50 partes por millón. Por eso, la cantidad de sarro en el agua es casi nula.

  • Agua con dureza media

Aquí, la dureza en agua, además de poseer carbonato de calcio y magnesio, también puede estar compuesta por sulfato y nitrato. Posee una concentración de 50 a 100 partes por millón. Acá debemos prestar atención al uso que hacemos del agua, ya que el sarro tiene una presencia pronunciada.

  • Agua con dureza total

La dureza en agua total es la suma de todos estos compuestos. Posee una concentración que va de las 150 a las 200 partes por millón. Aquí las cantidades de sarro en el agua son extremadamente altas.

¿De qué manera puede perjudicar la actividad agrícola?

Es normal que no notemos la cantidad de sarro con la que tenemos contacto en las actividades agrícolas, incluso aunque sus valores sean altos. Pero al trabajar constantemente con agua, podemos tener problemas. 

Centrándonos en la actividad agrícola, es importante tener en cuenta que el agua con sarro puede llegar a traer distintas consecuencias. Una de ellas es que puede disminuir los efectos de los agroquímicos en las plantaciones, contribuyendo a que se degraden antes de lo esperado.

Al adherirse a distintas superficies, entre ellas las cañerías, mangueras, tanques de agua y maquinarias agrícolas, el sarro en cañerías de agua puede llegar a formar incrustaciones calcáreas (y promover la formación de organismos vivos, que consecuentemente afectan a los cultivos), y obstruir el caudal de agua que pase por ellos o dañar los materiales. 

Por lo tanto, los impactos económicos que puede causar el agua dura en las distintas herramientas y maquinarias que se usan durante la producción agrícola son considerables. Es importante tener en cuenta también que el sarro puede volver a los cultivos más susceptibles a la conductividad eléctrica.

Debido a esto, nunca está de más incluir los costos para el tratamiento del agua dura en la producción agrícola: a largo plazo, es ahorro.

En cuanto a tomar agua con sarro, lo cierto es que existen diversas posturas. Hay quienes afirman que el sarro en el agua trae consecuencias en la salud y que puede llegar a provocar enfermedades en organismos humanos. Otros sostienen que el calcio y el magnesio contribuyen a la salud de las personas, incluso que puede llegar a prevenir algunas enfermedades cardiovasculares y cancerígenas.

¿Cómo combatir el sarro del agua?

Para combatirlo, se puede recurrir a distintos métodos. 

Uno de ellos corresponde al tratamiento con procesos químicos para ablandar agua dura. Se pueden diluir los carbonatos aplicando un ácido débil como ácido acético o cítrico en los tanques de agua en los que el agua se encuentra almacenada. También puede agregarse carbonato sódico al agua para eliminar el carbonato de calcio. Otra solución para el sarro en el agua es desclasificar utilizando resinas para el intercambio iónico. El objetivo: reemplazar iones de sodio por los de calcio y magnesio. Al provocarse reacciones químicas, puede llegar a ser necesario la contratación de un/a profesional para el tratamiento.

Otra posibilidad, si te estás preguntando cómo eliminar el sarro del tanque de agua, es tomar dos medidas. La primera es sobre la manera de filtrar agua con sarro. En este sentido, instalar un purificador de agua en la entrada de agua al tanque puede dar muy buenos resultados. La segunda es limpiar el sarro en tanque de agua en los períodos indicados, sobre todo si se está al tanto de la posible presencia de aguas duras.

Cañerias de agua
Foto por Chuttersnap en Unsplash

¿Con qué frecuencia debe limpiarse el sarro en el agua del tanque?

Una vez cada seis meses es la frecuencia recomendada para que el sarro en el agua del tanque no se acumule lo suficiente como para dañar tuberías, mantener la vida útil del tanque y no dañar la producción y los cultivos. Es importante mantener el tanque libre de agua con sarro ya que el sarro en el agua es muy propicio para el crecimiento de microorganismos, suciedad y bacterias, además de algas. Por otro lado, la vida útil de tu tanque de agua se extenderá si tenés estos cuidados. Para limpiar el sarro en el agua del tanque es necesario cerciorarse de contar con buenos equipos de seguridad para evitar cualquier tipo de accidente, sobre todo si son tanques de agua que se encuentran a alturas considerables o sobre un techo. 

La limpieza del tanque de agua con sarro debe llevarse a cabo con la periodicidad recomendada, y de esta manera cada vez será más fácil lograr buenos resultados. Si se demora la limpieza, la acumulación de sarro en el agua puede traer problemas y además ser mucho más difícil de quitar. 

Como hemos dicho, para mantener las condiciones del cultivo óptimas, el agua con que regamos no debe ser demasiado dura. Para evitar los perjuicios en los cultivos que se producen por regarlos con aguas duras existen muchas soluciones que te permiten ablandar el agua dura, de los que ya hemos hablado en este artículo, que son tratamientos basados en procesos químicos. Pero un paso extra es la limpieza periódica de dos veces al año de los tanques de agua y la utilización de filtros, removedores y acondicionadores del agua con sarro. Combinando estas medidas vas a impedir que el agua con sarro arruine o perjudique los cultivos, las plantaciones, las instalaciones y la salud de personas y animales. 

Paso a paso, cómo quitar el sarro en el agua del tanque

  1. El primer paso necesario es vaciar los tanques de agua a través del desagote. Es importante cerrar previamente la llave de paso de la red de agua hacia el tanque, para que este se vacíe correctamente. Deben quedar los tanques casi vacíos, quedará un poco de agua con sarro depositada o acumulada en su fondo. 
  2. Este paso es el más costoso, y requiere que, con un cepillo no metálico, se remueva el agua con sarro en el fondo y en las paredes del tanque. Hay que cepillar bien para que, con la ayuda del agua depositada en el fondo, el sarro se remueva y sea más fácil de limpiar en los siguientes pasos. 
  3. A través de la válvula de desagüe, y no por la cañería, hay que desagotar el agua con sarro que ha quedado, que probablemente presente altas cantidades de suciedad, bacterias, moho, residuos y sarro. Por eso es importante no desagotarla a través de las cañerías, para evitar que éstas se ensucien. 
  4. El siguiente paso es llenar nuevamente el tanque de agua hasta la mitad y agregar 1 litro de lavandina por cada 1000 litros de agua que contenga el tanque. Esto servirá para eliminar el sarro en el agua que ya ha sido removido con la ayuda del cepillo. Es importante respetar la cantidad de lavandina cada mil litros de agua. Es decir, si es un tanque de 500 litros y ha sido llenado hasta la mitad, eso significa que tendrías que agregar 250 mililitros de lavandina. 
  5. El quinto paso consta de dos acciones simultáneas. La primera será llenar nuevamente el tanque de agua, abriendo la llave de paso de la red de agua potable hacia el tanque. Mientras se llena por completo el tanque de agua deben abrirse las canillas, para que el agua del tanque circule y se mezcle bien con la lavandina, y de esa manera se remueva mejor el agua con sarro.
  6. Luego de cerrar las canillas, hay que dejar reposar el agua del tanque por una hora, y luego vaciarlo por completo a través de las cañerías, para que todo el circuito de agua termine de limpiarse y esté libre de sarro en el agua acumulada. 
  7. El tanque estará listo para ser llenado nuevamente y para ser utilizado, el consumo y el riego, a partir de este momento estará libre de agua con sarro y otros tipos de suciedad. 

La limpieza del tanque de agua evita que la acumulación de sarro en el agua termine conformando un agua dura que perjudique al cultivo, ya que, con el tiempo, a pesar de contar con tratamientos de aguas duras y filtros especiales, este fenómeno se acumula. Una buena época para llevar a cabo este trabajo es sobre el final del verano, ya que en esa época se utiliza más agua. Cuando se desecha el agua con cloro o lavandina, es importante hacerlo cerca de una alcantarilla y no en la naturaleza ni en corrientes de agua natural como ríos o arroyos. 

Otras alternativas y soluciones

Existen complementos, como ya dijimos, que pueden agregarse y que suman a la solución del sarro en el agua. Además de la limpieza periódica del tanque, de los tratamientos para ablandar el agua, pueden agregarse filtros tanto en la entrada al tanque que proviene de la red, como en la salida del tanque, para el agua que va directo a las cañerías. Muchas veces hasta las válvulas de llenado están diseñadas con el objetivo de evitar el sarro en el agua. También existen dispositivos de acondicionamiento de agua que se colocan en la entrada del tanque y otros elementos que, en vez de funcionar como filtros para el sarro del agua, son flotadores y lo remueven. Estos removedores evitan muchas veces la utilización de lavandina y remueven el sarro incluso cuando es difícil de quitar porque el tanque no se ha limpiado en mucho tiempo. 

Cotizá tu tanque con nuestros expertos

Consejos para limpiar el sarro en un tanque de agua

Limpiar el sarro de un tanque de agua es importante para mantener la eficiencia del tanque y asegurarse de que el agua que se almacena en él sea segura y de buena calidad. Veamos algunos consejos para limpiar el sarro en un tanque de agua:

  1. Apagar el suministro de agua: Antes de realizar cualquier trabajo en el tanque, asegurate de apagar el suministro de agua para evitar que se llene mientras estás limpiando.
  2. Drenar el tanque: Abrir el grifo del tanque o la válvula de drenaje para eliminar la mayor cantidad de agua posible. Esto reducirá el volumen de agua que tendrás que tratar y facilitará la limpieza.
  3. Protección personal: Usá equipo de protección personal, como guantes de goma y gafas de seguridad, para protegerte de posibles salpicaduras de agua y residuos.
  4. Eliminar el sarro: Hay varias formas de eliminar el sarro del tanque:
  • Vinagre blanco: Llená el tanque con vinagre blanco y dejalo reposar durante varias horas o toda la noche. El ácido acético del vinagre ayudará a disolver el sarro. Luego, enjuaga el tanque varias veces con agua limpia para eliminar cualquier residuo de vinagre.
  • Ácido muriático o clorhídrico: Estos productos químicos son más fuertes que el vinagre y pueden disolver el sarro de manera efectiva. Sin embargo, son peligrosos y deben usarse con precaución. No te olvide de seguir las instrucciones del fabricante y utilizá equipo de protección adecuado. Asegúrate de enjuagar abundantemente después de usar estos productos.
  • Cepillado manual: Si el sarro es especialmente resistente, es posible que necesites un cepillo de cerdas duras o una herramienta de raspado para eliminarlo manualmente. Tené cuidado de no dañar el revestimiento interior del tanque.
  1. Enjuagar y desinfectar: Después de eliminar el sarro, enjuagá el tanque varias veces con agua limpia para asegurarte de que no queden residuos químicos. Luego, desinfectá el tanque llenándolo con agua limpia y agregando una pequeña cantidad de cloro (hipoclorito de sodio) de grado alimenticio. Deja reposar durante al menos 30 minutos y luego enjuaga nuevamente varias veces para eliminar cualquier rastro de cloro.
  2. Reinicia el suministro de agua: Una vez que hayas limpiado y desinfectado el tanque, podés volver a encender el suministro de agua y llenar el tanque.

¿Cómo prevenir el sarro en el agua?

Cuando hablamos de prevenir la acumulación de sarro en el agua, no lo hacemos solo porque el color es desagradable, sino por algo más: es importante para mantener la eficiencia de los sistemas de cañerías y electrodomésticos, y para asegurar que el agua sea segura y de buena calidad. Acá hay algunas formas de prevenir la formación de sarro:

Ablandamiento del agua: Instalar un ablandador de agua es una de las formas más efectivas de prevenir la acumulación de sarro. Estos dispositivos eliminan o reducen la concentración de iones de calcio y magnesio en el agua, sustituyéndolos por sodio o potasio. Esto evita que los minerales se depositen y formen sarro en las tuberías..

Mantenimiento regular: Realizar un mantenimiento regular del tanque de agua que utilizan y dispositivos que utilizan agua caliente, como calentadores de agua y cafeteras, puede ayudar a prevenir la acumulación de sarro. Limpieza y descalcificación periódica según las recomendaciones del fabricante pueden ser necesarias.

Filtración de agua: Utilizar un sistema de filtración de agua adecuado puede eliminar algunos de los minerales que causan el sarro. Los filtros de agua, especialmente los que utilizan resinas intercambiadoras de iones, pueden ayudar a reducir la concentración de calcio y magnesio.

Controlar la temperatura: Reducir la temperatura del agua caliente puede ayudar a prevenir la formación de sarro, ya que los minerales tienden a precipitarse más en agua caliente que en agua fría. Sin embargo, esto no siempre es práctico, ya que el agua caliente es necesaria para muchas actividades agrícolas y domésticas.

Productos químicos anti-sarro: Existen productos químicos anti-sarro que se pueden añadir al agua para ayudar a prevenir la formación de sarro. Estos productos funcionan al inhibir la precipitación de minerales.

Limpieza regular: Realizar limpiezas regulares del tanque de agua y de las tuberías puede ayudar a eliminar la acumulación existente. Utilice productos de limpieza específicos o consulte con un profesional.

Monitoreo de la calidad del agua: Es importante realizar pruebas regulares de la calidad del agua para detectar niveles elevados de minerales. Esto puede ayudar a tomar medidas preventivas antes de que se acumule mucho sarro.

Cotizá tu tanque con nuestros expertos

¿Qué efectos produce el sarro en la salud? 

El sarro en el agua, en sí mismo, no suele representar un riesgo significativo para la salud humana. Los minerales que forman el sarro, como el calcio y el magnesio, son minerales esenciales que se encuentran comúnmente en el agua potable y no son tóxicos en las cantidades típicamente presentes en el sarro.

Sin embargo, la presencia de sarro en las tuberías y los sistemas de plomería puede tener algunos efectos indirectos que pueden afectar la calidad del agua o la salud de las personas de alguna manera:

  • Cambios en la calidad del agua: En algunos casos, el sarro puede actuar como un lugar donde las bacterias pueden crecer y proliferar. Si no se mantienen adecuadamente, las tuberías con acumulación de sarro pueden contribuir a problemas de calidad del agua, como el crecimiento de bacterias o la liberación de metales pesados de las tuberías corroídas.
  • Obstrucción de tuberías: El sarro puede acumularse en el interior de las tuberías y reducir el flujo de agua. Esto puede afectar la presión del agua y la capacidad de suministro de agua en su hogar, pero no suele tener un impacto directo en la salud.

Problemas de plomería: A largo plazo, la acumulación de sarro en las tuberías puede dañarlas y provocar la necesidad de reparaciones costosas o reemplazos.

Si te gusto la nota, y te interesa saber más sobre nuestra linea dedicada a la agroindustria, entrá a Rotoplas Agroindustria y conocé nuestros tanques!

Estamos para ayudarte

Dejanos tus datos y un asesor se comunicará en las próximas 24 horas.

Otras notas que te pueden interesar

23 febrero 2024 Por AdminRotoplas
El agua desempeña un papel crucial en el campo y es un elemento indispensable para el desarrollo...
23 febrero 2024 Por Rotoplas Agro
Desde hace miles de años, el cultivo de arroz se lleva a cabo en distintas regiones del mundo. S...
6 febrero 2024 Por Rotoplas Agro
Durante muchos años el olivo fue un símbolo del mediterráneo casi por excelencia y se convirtió ...