¿Qué es el coadyuvante agrícola y cómo se usa?

En este artículo, Rotoplas te explica todo lo que necesitás saber sobre coadyuvantes: qué son, qué tipos de coadyuvantes existen, por qué son importantes para la aplicación de agroquímicos y consejos sobre cómo se utilizan.

¿Qué es un coadyuvante agrícola?

Si te estás preguntando por los coadyuvantes y su definición, se trata de una sustancia surfactante. Es decir, es un producto que se utiliza para mezclar con los distintos caldos pulverizadores, modificando la acción de los distintos fitosanitarios, que son los pesticidas, insecticidas, fungicidas, plaguicidas y fertilizantes, y también al agua que contiene la mezcla. Con ella se realiza el riego y pulverización de los cultivos.

Creados para funciones muy específicas, los coadyuvantes permiten potencializar la aplicación de agroquímicos, garantizando la efectividad a la hora de pulverizar los cultivos. Modifican el patrón de rociado, la gota y la tasa del movimiento del plaguicida en la planta, favoreciendo de este modo su absorción y penetración. No hay un coadyuvante que realice todas estas funciones, pero sí pueden ser combinados.

Así, el coadyuvante mejora las condiciones del caldo pulverizador, generando un efecto de corrección sobre la mezcla. Si se logra una aplicación de agroquímicos efectiva en los cultivos, hay menos probabilidades de que las distintas plagas y/o enfermedades continúen evolucionando y se tornen más resistentes a ellos, con lo cual puede mantenerse la productividad agrícola.

Tipos de coadyuvantes:

Existen distintos tipos de coadyuvantes, ya que cada uno posee distintos modos de acción en los fitosanitarios. Pueden combinarse en caso de requerir dos o más funciones para potenciar la eficacia de los aditivos. Como toda clasificación de agroquímicos, un coadyuvante agrícola se divide en dos grandes grupos, los activadores y los utilitarios:

Activadores:

Los activadores, también llamados tensioactivos, son los coadyuvantes más utilizados en los cultivos agroindustriales. Se agregan en las formulaciones de pulverización foliar, comúnmente llamado riego por aspersión, para esparcir el agua. Podríamos llamarlo “rocío coadyuvante”, ya que, al aplanar las gotas, el riego se extiende por lo totalidad de la planta reduciendo la posibilidad de rebote y depositándose exitosamente en ella.

Aceites:

El coadyuvante concentrado en aceite es de utilidad para la aplicación de plaguicidas o herbicidas. Estos permiten que la sustancia ingrese mejor en la membrana de las hojas, al suavizar o interrumpir la cera que poseen.

Humectantes:

Los humectantes son coadyuvantes que retardan la evaporación al mantener por mayor tiempo la humectación de la planta y, por lo tanto, retardando el secado y cristalización del plaguicida utilizado. Son ideales para cultivos que se encuentran en zonas áridas. De este modo, el humectante sirve para potencializar la retención de líquido en las plantas.

Adherentes:

Los adherentes son como stickers o pegatinas, y su uso es ideal para cultivos que se encuentran en zonas ventosas o con lluvias frecuentes. Al poseer látex, ayudan a que las gotas de la pulverización se adhieran a la superficie de las plantas.

Utilitarios:

Los coadyuvantes utilitarios son aquellos que se utilizan para el ablandamiento o acondicionamiento del agua. Se unen con los iones de aguas duras que se encuentran disueltos, “secuestrándolos” o “bloqueándolos”. Al realizar esta acción, la planta puede absorber fácilmente el fitosanitario.

Ajustadores de ph:

Los ajustadores de ph modifican la sustancia del pulverizador al cambiar el pf final de la solución. Cambian la amortiguación del agua, manteniendo o alargando la estabilidad de los plaguicidas.

Agentes supresores:

Este tipo de coadyuvante agrícola contribuyen a la minimización de la deriva de los pesticidas, es decir, ayudan a que no se esparzan más allá de los cultivos al espesar la solución del pulverizador.

Agentes de compatibilidad:

Permiten que productos fitosanitarios en principio incompatibles puedan aplicarse juntos. Incluso permite mezclar fertilizantes con plaguicidas.

De todos modos, es recomendable atender a las recomendaciones o agregarlo en aquellas en las que hay certezas de que funcionen antes de agregarlo al pulverizador, y así evitar formulaciones químicas que generen reacciones no deseadas.

Foto por Stella de Smit en Unsplash

¿Cuál es la importancia del coadyuvante agrícola?

En la búsqueda de mejorar el rendimiento de los cultivos y el crecimiento de la aplicación de la siembra directa, la pulverización se volvió una herramienta común en la industria agropecuaria. Por este motivo, se busca también volver aún más eficientes las variables que puedan mejorar a los cultivos, como es el caso de los fitosanitarios, en el que los coadyuvantes tienen un rol central para mejor su aplicación.

Aquí radica la importancia de un coadyuvante agrícola: en mejorar la actividad a la que están destinados los agroquímicos. Son una de las soluciones que la ciencia desarrolló para enfrentar las distintas plagas, enfermedades, malezas, entre otros, que puedan afectar a los cultivos.
Entre los beneficios de los coadyuvantes también se cuentan la disminución de pérdidas de productos, menores intervenciones a futuro en los cultivos, menor tiempo dedicado a la labor manual al poder aplicarse con maquinarias, modifican el proceso de adherencia y retención de las gotas, evitando el rebote de las plantas, y modificando el proceso de evaporación y secado de las mismas, distribuyen equitativamente el producto en los cultivos, al favorecer la absorción por hojas permiten que los plaguicidas que necesitan ingresar en ellas para actuar ingresen, evitan el uso excesivo de los fitosanitarios en los cultivos al contribuir desde el comienzo en su efectividad, y ajustarlos a las distintas necesidades que se presentan a lo largo de la producción.

Consejos para el uso del coadyuvante agrícola

En este punto, lo principal es conocer bien qué aspecto de los cultivos se va a tratar: una plaga, una enfermedad o malezas. A partir de allí, se debe conocer bien qué tipo de mal está afectando a los cultivos, y elegir la aplicación de agroquímicos más adecuados para combatirlos.

Luego, hay que elegir un coadyuvante agrícola adecuado a la necesidad que se presenta. Es importante utilizar sólo aquellos que fueron diseñados para ser aplicados en la agroindustria, pues de lo contrario podrían reducir la eficacia de los fitosanitarios. Para esto, es necesario usar aquellos que no afecten al cultivo a tratar, por ello se debe prestar suma atención en la selección de los productos.

Si se trata de insectos, generalmente los activadores en aceite suelen ser los que mejor responden. En el caso de las enfermedades, lo más útil puede ser mojar la mayor superficie posible para evitar el ingreso de hongos en los cultivos.

También se deben tener en cuenta las condiciones climáticas en las que se encuentra el cultivo, ya que, como vimos, algunos coadyuvantes son más efectivos en determinados climas que en otros.

Las dosis deben respetar lo indicado por los agroquímicos por más que los coadyuvantes indiquen lo contrario, ya que, de no hacerlo, los efectos podrían ser negativos.

Estamos para ayudarte

Dejanos tus datos y un asesor se comunicará en las próximas 24 horas.

Otras notas que te pueden interesar

31 mayo 2024 Por Rotoplas Agro
El otoño es ideal para fortalecer el suelo y llevar a cabo algunas podas, también podemos sembra...
31 mayo 2024 Por Rotoplas Agro
El invierno está cerca, y por lo tanto el frío se hace sentir. Es una estación que se caracteriz...
31 mayo 2024 Por Rotoplas Agro
Desde una mirada sustentable, la agricultura extensiva está enfocada en aprovechar al máximo los...