¿Por qué los tanques baratos terminan siendo los más caros?

Desde la durabilidad hasta la resistencia y los certificados de calidad, Rotoplas ofrece más de una razón por la que el precio no es determinante a la hora de elegir un tanque de agua.

Lo sabemos, no es fácil. De hecho, podría ser un dolor de cabeza. El mercado actual de tanques de agua ofrece una amplia variedad de alternativas, tantas que para el usuario desprevenido puede parecer que la única diferencia entre ellos es el precio. Pero hay muchas variables en juego, y puede tornarse difícil la evaluación sobre cuál tanque de agua es mejor. Aquí te proporcionamos algunos aspectos a tener en cuenta a la hora de elegir un tanque de agua no sólo por su precio, sino también por la necesidad que debe cubrir.

Una inversión a largo plazo

Si bien a la hora de elegir un tanque de agua el precio es un factor importante a tener en cuenta, más relevante es su calidad. De ahí la famosa frase: “Lo barato sale caro”. Un tanque de agua barato puede mostrarse como una ventaja, pero eso no significa que sea el mejor tanque de agua, que sea duradero o que garantice un éxito en su utilización. Es decir: si el objetivo es encontrar buenos precios de tanques de agua grandes, la calidad, la garantía y la resistencia del producto harán que en última instancia el costo haya sido barato.

En el momento de la búsqueda del producto ideal, es importante mirar, además de los precios de tanques de agua, el material con el que están elaborados, la comodidad de los mismos en el uso diario o el precio mano de obra colocación y el precio de limpieza. Por ejemplo, en el caso de los tanques de agua de acero inoxidable, los precios suelen ser acordes a la calidad del producto, pero necesitan de una gran cantidad de tiempo para su limpieza debido al material, por lo que el costo en la utilización del tanque de agua aumenta. 

Otro factor a tener en cuenta es la durabilidad. Una buena inversión en tanques de agua puede significar despreocuparse de cambiarlos al poco tiempo de adquirirlo una y otra vez. Si solo se tiene en cuenta el precio de tanques de agua, con el tiempo devendrá en un mayor gasto, ya que la durabilidad es menor y las sustancias albergadas pierden o alteran sus propiedades. Es así como los tanques de agua baratos terminan siendo los tanques de agua más caros, mientras que un producto de calidad asegurada, como es el caso de los tanques de agua Rotoplas, puede llegar a tener una vida útil de aproximadamente 30 años.

Los tanques de agua Rotoplas comprenden precios para tanques de agua de 400 litros hasta precios de tanques de agua de 25000 litros, acordes a la calidad de los mismos. Al estar elaborados con polietileno de alta densidad, pueden utilizarse tanto para el almacenamiento de agua, alimentos, fertilizantes orgánicos o químicos, e incluso de sustancias químicas, sin que estos se contaminen o alteren su composición.

Adaptación de los tanques de agua a las condiciones climáticas

Otro aspecto a tener en cuenta frente a la pregunta de cuál es el mejor tanque de agua es pensar en el clima al que estos serán expuestos, y si serán de uso interno o exterior. Los tanques de agua Rotoplas no poseen ningún tipo de filtración y son resistentes, cuando generalmente un tanque de agua de menor precio se deteriora al poco tiempo de uso. En caso de que haya exposición al sol, los tanques de agua Rotoplas cuentan con una gran ventaja: su capa UV, que bloquea el ingreso de los rayos solares. Además, los tanques de agua tricapa pueden ser utilizados para recolectar el agua de lluvia.

El precio del tanque de agua de 500 litros será, por supuesto, menor al precio de tanque de agua de 2000 litros, pero nuevamente, aquí es necesario pensar el propósito con el que será utilizado. 

Si la zona de trabajo es seca y no abunda el agua, los tanques de agua Rotoplas antiincendio son una buena alternativa. Fabricados con polietileno de alta densidad, resina 100% virgen y en una sola pieza, resultan ideales para este tipo de condiciones climáticas. El tanque de agua Rotoplas antiincendio funciona como reserva en caso de incendio para combatir el fuego en aquellos casos en los que no haya suministros de red, por lo que también puede ser una opción viable como inversión a largo plazo.

Aspectos a tener en cuenta para que tu compra rinda

Buena calidad en los materiales

 En Argentina, abundan los tanques de agua de plástico (polietileno), que es el material más frecuente por su durabilidad y por su eficacia a la hora de impedir el ingreso de bacterias. De hecho, vale destacar que los tanques antibacteriales requieren menos mantenimiento, ya que directamente bloquea el paso de microorganismos al interior del tanque. Por supuesto, hay tanques de agua de otros materiales, como los de metal y los de fibra de vidrio, que son menos frecuente. Otra posibilidad son los tanques de hormigón, tanques de agua cuyo precio suele ser más caro que los tanques de agua de plástico, y se utilizan en caso de que la instalación se realice bajo tierra. 

Normas de calidad

 A la hora de adquirir un tanque de agua, es importante que cuente con sellos de calidad, como la ASTM D1998 de los Estados Unidos, certificaciones del Instituto Nacional de Alimentos o el Instituto Nacional de Vitivinicultura. Como cliente, esta es la mejor manera de asegurarte de que tenés en tus manos el mejor tanque de agua. Otra certificación que vale la pena tener en cuenta es la IRAM 13.471:2014. Cualquiera de ellas es garantía de que, más allá del precio, el tanque de agua habrá hecho valer cada centavo.

Cotizar