Las mejores técnicas de la agricultura sostenible

La actividad agrícola se volvió muy eficiente con el paso de los siglos. No se trata solamente de la aparición de nuevas tecnologías, sino también de la optimización de las mismas técnicas agropecuarias. Esto llevó a que hoy, la especie humana pueda cultivar cantidades sin precedentes.

Ahora bien, esta evolución tiene una contraparte que el hombre aún no ha resuelto con la misma velocidad: el desarrollo sustentable. El aumento geométrico de los volúmenes de producción necesita ser acompañado de una agricultura sustentable, con técnicas de cultivo amigables con los recursos y el medioambiente. De lo contrario, los efectos en el suelo por su sobreexplotación y la emisión de efectos de invernadero traerán graves consecuencias como inundaciones, fluctuaciones de temperaturas extremas e incendios, entre otros. De hecho, las consecuencias de no practicar una agricultura sustentable ya son visibles. 

Por eso, en este artículo te presentamos algunas técnicas agropecuarias para una agricultura sustentable, amigable con el medio ambiente y sostenible en el tiempo. 

Técnicas para una agricultura sustentable

Expandir la silvicultura

Uno de los métodos de desarrollo sustentable es la silvicultura. Se trata de un modelo de gestión de bosques para la obtención de distintos productos que el ser humano necesita, además del recurso alimentario. Es decir, consiste en conservar y fomentar los bosques de modo que provean al hombre de bienes directos como leña, frutos y madera, así como también bienes inmateriales como el carbono y la biodiversidad. 

La silvicultura es una práctica que ha surtido buenos efectos en otras partes del mundo, sobre todo en China. Un caso ejemplar es la Granja Forestal de Liuminying, cerca de Beijing. En Filipinas, el Estado implementó un sistema de incentivos para premiar a quienes incurran en esta técnica.

Cotizá tu tanque con nuestros expertos

Control de plagas de manera integrada

Si hablamos de agricultura sustentable, debemos hablar del control integrado de plagas, una técnica para cultivos que se lleva adelante en Estados Unidos desde hace al menos veinte años y que resulta efectivo y amigable con el medioambiente.

A diferencia de los clásicos pesticidas, que causan un impacto ambiental y genético negativo, el Control Integrado de Plagas (IPM) no apunta a la erradicación absoluta, sino, justamente, al control. Para esto se realizan distintos pasos: observación, prevención muestreo, controles mecánicos, biológicos y, solo si es necesario, control químico. 

De esta forma, se establece una cantidad aceptable de insectos, se promueve la existencia de insectos “buenos” que ataquen a los malos, se utiliza el método de la cuarentena, se controla la temperatura ambiente, y se utilizan trampas o barreras que impidan físicamente la llegada de las indeseadas alimañas. En síntesis, es un método de desarrollo sustentable que vale la pena tener en cuenta.

La agricultura de precisión, una bondad de la tecnología

Si buscamos la sostenibilidad agrícola, la tecnología bien utilizada juega un rol clave. En este sentido, la agricultura de precisión es un excelente ejemplo de desarrollo sustentable. Si quieres saber más sobre esta técnica, hacé clic acá. Se trata de un método para gestionar y monitorear cultivos a través de la ciencia de datos: con el uso de sensores, drones y distintas técnicas de medición del suelo, de la temperatura y la humedad, podemos optimizar los recursos. 

Por ejemplo, puede ocurrir que en una misma superficie haya sectores en los que los cultivos crecen mejor, y otros en los que no. Hay zonas que requieren más riego y otras más proclives a la presencia de plagas. Con la agricultura de precisión, podemos detectar cada una de estas situaciones y actuar en consecuencia. La conveniencia económica de esta técnica de cultivo implica también un desarrollo sustentable, ya que nos permite aplicar la cantidad de fertilizante o riego estrictamente necesaria, sin desperdicios. 

Un clásico de la sustentabilidad: la rotación de cultivos

Si hablamos de una agricultura que permita la sostenibilidad, es inevitable mencionar la rotación de cultivos. Actualmente es uno de los pilares de la agricultura sustentable, y consiste en sembrar distintas especies en la misma parcela de tierra de forma alternada. ¿El objetivo? fomentar la biodiversidad para mejorar la calidad del suelo. De esta forma, diferentes especies aportan nutrientes distintos y, por el efecto de las raíces, la estructura del suelo se vuelve porosa y se generan las condiciones para la formación de materia orgánica. 

Entre sus efectos podemos mencionar el ahorro de agua, ya que permite una mejor captación de agua de lluvia por infiltración, y la retención de nutrientes. Si querés leer más sobre rotación de cultivos, en este artículo lo explicamos en detalle. 

Cotizá tu tanque con nuestros expertos

Asociación de cultivos

Esta práctica agraria sustentable deriva de la rotación de cultivos. Se trata de sembrar y cultivar en un mismo espacio especies que se complementen entre sí. De esta forma, se produce una interacción ecológica que facilita la diversidad de nutrientes. Por ejemplo, el maíz y el poroto podrían cultivarse en la misma parcela al mismo tiempo, de modo que el poroto aporte los nutrientes que absorbe el maíz. También se pueden combinar cultivos que aporten mayor materia orgánica con otros que aporten menos, para compensar. 

¿Cómo ahorrar agua en el campo?

Para el desarrollo sustentable de la agricultura es crucial el ahorro de agua. En este sentido, dos factores pueden causar un daño en nuestras plantaciones: la sequía y la mala gestión del agua. El factor que podemos controlar es la administración del agua: es importante no suministrar más agua de lo que los cultivos requieren. No solo por motivos económicos, sino también para hacer un manejo sustentable de la agricultura. 

Un ejemplo de la administración del riego es el arroz. Dado que el arroz ocupa el 40% del agua de riego en el mundo, en China y Japón se incorporó una técnica que consiste en regar por encima de las raíces; así se ahorra agua y se reduce la emisión de metano. Se trata de un ejemplo de desarrollo sustentable en la agricultura útil para pensar de qué modos podemos realizar nuestras prácticas de manera que sean amigables con el medioambiente. 

¿Qué es la agricultura sostenible? 

Para explicarlo de una forma sencilla, podemos decir que es un enfoque de la agricultura que tiene como objetivo mantener la productividad de las tierras de cultivo pensando en el largo plazo, mientras se intenta minimizar los impactos negativos que tiene sobre el medioambiente y las comunidades locales. 

Es decir, la agricultura sostenible busca la forma de producir alimentos de una manera más inteligente, consciente con el medioambiente y no se enfoca únicamente en la maximización de la producción pensando solo en el corto plazo. 

La esencia de la agricultura sostenible es la idea de que los recursos naturales que se deben utilizar como es el suelo, la biodiversidad y el agua, son limitados y es necesario protegerlos para asegurarnos de que estén disponibles al largo plazo. 

¿Cómo se manifiesta esto en el día a día? Los agricultores sostenibles buscan minimizar el uso de insumos químicos, la erosión del suelo y preservar lo más posible la salud de los ecosistemas naturales que rodean a las tierras de cultivo donde se trabaja.

La agricultura sostenible también enfoca su trabajo en el bienestar social y económico de las comunidades más cercanas. Trabajan para garantizar que la producción de los alimentos sea justa y equitativa, se busca que las prácticas agrícolas no tengan un impacto negativo en las comunidades locales.

Podríamos decir que la agricultura sostenible es un enfoque holístico, donde se considera el impacto económico, social y también ambiental que tiene la producción de alimentos. 

Cotizá tu tanque con nuestros expertos

¿Por qué es importante la agricultura sostenible? 

La agricultura sostenible es esencial ante los desafíos globales a los que nos enfrentamos en estos días. La población a nivel mundial sigue creciendo, esto significa una mayor demanda en alimentos y seguirá aumentando con el paso de los años.

No solo hay que considerar la población a nivel mundial sino también el cambio climático, la pérdida de la biodiversidad, la degradación de los suelos, que también amenazan la productividad de los suelos para poder producir alimentos. 

En este contexto la agricultura sostenible se convirtió en una necesidad para poder garantizar que podamos brindarle alimentos a la población mundial de una forma sostenible y también saludable a largo plazo. Una de las ventajas más importantes de la agricultura sostenible es la posibilidad de aumentar la productividad de las tierras en vistas al futuro. 

Ventajas de la agricultura sostenible

Al buscar minimizar la erosión de los suelos y el agotamiento de sus nutrientes, los agricultores pueden mantener la salud de sus tierras y producir cultivos más saludables durante mayor cantidad de tiempo. Además, la agricultura sostenible puede aumentar la biodiversidad de las tierras de cultivo, lo que a su vez puede aumentar la resistencia de los cultivos a las enfermedades y plagas.

¿Otra ventaja? La agricultura sostenible puede reducir la dependencia de los agricultores con los insumos químicos que son bastante costosos y potencialmente peligrosos. Ellos pueden utilizar otras técnicas como es la rotación de cultivos, un manejo integral de plagas para disminuir el uso de pesticidas y herbicidas. 

Esto tiene dos grande ventajas: por un lado reduce los costos para los agricultores y por otro reduce la cantidad de productos químicos que entrar al medio ambiente, los cuales pueden ser perjudiciales para la salud tanto de las personas como de los animales. 

Gracias a la agricultura sostenible se puede mejorar la calidad del agua y también reducir la contaminación. ¿Por qué? Los agricultores sostenibles buscan usar prácticas como la gestión de riego de forma eficiente, usar técnicas para la conservación del agua, así se disminuye la cantidad que necesitan los cultivos para funcionar correctamente. 

Esto puede ayudar a reducir el estrés en los recursos hídricos y asegurar que haya suficiente agua disponible para otros usos, como por ejemplo para el consumo humano y la conservación del medio ambiente.

Como decíamos al principio, con la agricultura sostenible se busca tener un impacto positivo para las comunidades locales. Esto se logra al fomentar la producción de alimentos locales, los agricultores sostenibles pueden ayudar a promover la seguridad alimentaria y también la soberanía de sus comunidades. 

También se crean puestos de trabajo para los locales y esto ayuda a mejorar la economía de sus comunidades, con un gran impacto positivo en el bienestar social y económico. 

En general, la agricultura sostenible es una forma de producir alimentos de manera más inteligente y consciente que tiene en cuenta el impacto ambiental, social y económico de la producción de alimentos.

Es importante porque puede aumentar la productividad de las tierras de cultivo a largo plazo, reducir la dependencia de los insumos químicos costosos y potencialmente peligrosos, mejorar la calidad del agua y tener un impacto positivo en las comunidades locales.

Este tipo de prácticas es es esencial para poder garantizar alimentos para la población mundial y que estos se puedan conseguir de una forma sostenible y saludable para los años futuros. 

Cotizá tu tanque con nuestros expertos

Desafíos de la agricultura sostenible

Pero implementar prácticas agrícolas sostenibles no es siempre una tarea sencilla. Los agricultores que se enfoquen en este modo de producción se pueden enfrentar a varios desafíos como por ejemplo: falta de recursos y de conocimientos técnicos para llevarlas adelante;resistencia a los cambios, ya que estamos hablando de una nueva forma de hacer las cosas, presiones económicas para maximizar la producción en el corto plazo. 

Por eso es importante que no solo los agricultores conozcan las técnicas para hacer su producción más sostenible sino también que los gobiernos, organizaciones sin fines de lucro y otras partes que se encuentran interesadas puedan promover la agricultura sostenible y la apoyen desde el lugar que les toca ocupar.

En Rotoplas te ofrecemos los mejores productos para la agroindustria, conoce todos nuestros tanques industriales.

Estamos para ayudarte

Dejanos tus datos y un asesor se comunicará en las próximas 24 horas.

Otras notas que te pueden interesar

8 mayo 2024 Por Rotoplas Agro
Cuando hablamos del cultivo de cebolla en extensivo, hacemos referencia a la práctica de cultiva...
30 abril 2024 Por Rotoplas Agro
La gomosis es una palabra que suele inspirar mucho miedo en todos los jardineros y también en ho...
30 abril 2024 Por Rotoplas Agro
Hace miles de años, con el descubrimiento de la agricultura, el ser humano solamente cultivaba l...