¿Cómo reparar un tanque de agua?

En esta nota, Rotoplas te explica cómo reparar tanques de agua y te ofrece opciones de calidad, seguras y certificadas para tus distintas actividades.

A cualquiera puede sucederle un percance. En ámbitos laborales, es mejor estar prevenido sobre cómo arreglar ciertos materiales de trabajo antes de que se arruinen completamente. Quizás, a un tanque de agua colocado en exteriores lo afectó un mal temporal, o algo cayó sobre el tanque y produjo daños. En esos momentos, saber cómo arreglar tanques de agua se vuelve imprescindible. Por eso, en esta nota te contamos cómo arreglarlos de la mejor manera, por qué conviene elegir un tanque de calidad antes que uno barato, y las distintas opciones que Rotoplas tiene para ofrecerte.

Cómo reparar un tanque de agua

Si te estás preguntando cómo reparar un tanque de agua vas a necesitar empezar por las herramientas: tijeras rígidas, lijas, pegamento o un poco de polietileno similar o igual al del tanque, producto para reparar tanques de agua por excelencia, y continuar con los siguientes pasos:

  • El primer paso para empezar a reparar un tanque de agua de plástico es drenar completamente el tanque de agua, quitando todo resto de su contenido.
  • Luego, realizar su limpieza para quitar toda impureza que pueda afectar a la reparación del tanque de agua.
  • En el lugar de la grieta, podés cortar y lijar hasta que quede óptimo para hacer una unión con pegamento o emparcharlo.
  • Una vez que la parte de la rotura esté completamente limpia y lijada, podés seguir una de estas tres opciones:
    • En el caso de que se trate de una rotura de 15 centímetros o menos,  usá el polietileno con el que cuentes, y que coincida con la forma a reparar. En los bordes deben sobrar unos pocos centímetros para que pueda ser bien sellado. Lo que sigue es calentar los bordes del tanque y colocar la pieza.
    • En caso de preguntarte cómo reparar fisura en tanque de agua de polietileno, también podés utilizar el material para esos casos, derritiéndolo y colocándolo en el lugar a reparar.
    • Otra opción para reparar fisuras en tanques de agua es usar pegamento para tanques, aplicando una generosa cantidad y supervisando que nada lo contamine en su secado.
  • Una vez terminado el paso de sellado, es importante que termine de enfriarse o secarse del todo, y luego probar que no haya fugas o ingresos llenándolo de agua y echándole agua por fuera. En caso contrario, deberás repetir el procedimiento, pero lo más seguro es que ya no tengas más problemas con el tanque de agua.
Cotizá tu tanque con nuestros expertos

Por qué elegir un tanque de agua de calidad

Muchas veces los precios baratos nos tientan, es natural que así sea. Pero en algunas inversiones, lo más probable es que terminemos gastando el doble o triple, incluso más, si optamos por las opciones más baratas en vez de las de calidad, y tengamos que buscar constantemente cómo arreglar tanques de agua.

En industrias con una demanda constante como la agroindustria, lo mejor es invertir en productos hechos con materiales duraderos, adecuados a los usos que serán destinados. Si un tanque de agua es extremadamente barato, lo más probable es que no cuente con esas ventajas y tengas que reemplazarlo constantemente, aumentando los costos en tu producción. En cambio, si el tanque de agua ofrece una calidad acorde a su precio, la inversión será rentable y las actividades llevadas a cabo sin interrupciones ni pérdidas de materiales.

Para saber si un tanque de agua es de calidad, es importante conocer en profundidad sus características, como los materiales con los que se elaboran, los certificados que posee, su durabilidad, capacidad y materiales que pueden almacenar.

Tanques horizontales Rotoplas

Tanques de agua Rotoplas: seguros, eficientes y pensados para tus necesidades

Si estás interesado en hacer que tu compra rinda, los tanques de agua Rotoplas son una gran opción. Al fabricar sus tanques de agua con polietileno de alta densidad y de una sola pieza, son ligeros, resistentes y flexibles, por lo que son menos propensos a las roturas o fisuras. Su vida útil aproximada es de 30 años.

Son aptos para contener distintos tipos de materiales: desde agua potable hasta químicos, fertilizantes, combustibles, granos y alimentos. Además, su material no propicia la formación de bacterias en su interior, y mantiene el olor y sabor de las sustancias albergadas. También poseen un cierre hermético que impide el paso de agentes exteriores a su interior. 

Tanques de agua verticales:

El diseño de distintos modelos permiten su utilización en diversas actividades. Los tanques verticales para exteriores y los tanques de agua tricapa, ambos de color negro, son sumamente óptimos para almacenar cualquier sustancia al aire libre, ya que filtran los rayos UV que de lo contrario los afectaría. El tanque de agua vertical para interiores, de color blanco, resulta una buena opción para cualquier almacenamiento que deba realizarse en espacios cerrados. Las medidas de estos modelos de tanques de agua, también llamados tanques industriales, van desde los 5000 litros hasta los 10000 y 25000 litros.

Tanques de agua horizontales:

Los tanques de agua horizontales, en cambio, son la mejor opción para traslados o remolques, gracias a sus sistema rompeolas. También son óptimos para albergar todo tipo de materiales, especialmente líquidos como combustibles. Sus medidas pueden ser de 500, 1000, 2000, 3000 y 5000 litros.

Tanques de agua antincendio:

Los tanques de agua antiincendio son la novedad de Rotoplas. Su principal ventaja es que su color rojo intenso los vuelve fácil de localizar en casos de emergencia, ya sea de día o de noche, y utilizar el agua potable  que tenga almacenada. Este tanque en particular se produce con resina 100% virgen certificada por la FDA y también con polietileno de alta densidad. Sus medidas también van de los 5000 hasta los 10000 y 25000 litros.

Certificaciones:

Las certificaciones con las que cuentan los tanques de agua Rotoplas son la ASTM D1998 de Estados Unidos  y del Instituto Nacional de Alimentos o el Instituto Nacional de Vinicultura. También con la de IRAM 13.471:2014. Todas ellas respaldan que sus tanques de agua cumplen con las medidas de seguridad requeridas. Además, Rotoplas ofrece distintas garantías según el modelo adquirido.

Cotizá tu tanque con nuestros expertos

¿Qué productos necesito para reparar un tanque de agua?

La reparación de un tanque de agua puede ser un trabajo delicado y, en algunos casos, conviene contratar a un profesional calificado para garantizar una solución adecuada y segura. En cualquier caso, siempre es aconsejable seguir las instrucciones del fabricante y tomar precauciones de seguridad al realizar cualquier reparación relacionada con el agua y el tanque.

Dicho esto, la reparación de un tanque de agua puede variar dependiendo del tipo de problema que se te presente. Acá te ofrecemos una lista general de productos y herramientas que podrían ser necesarios para algunas reparaciones comunes:

  • Sellador de silicona: Se utiliza para sellar juntas y grietas pequeñas en el tanque.
  • Masilla para fontanería: Es útil para tapar agujeros o sellar áreas donde no se necesita flexibilidad.
  • Llave inglesa o llave ajustable: Para aflojar y apretar conexiones de tuberías o accesorios del tanque.
  • Llave de tubo o llave Stillson: Para trabajar con conexiones que llevan roscas más grandes y resistentes.
  • Lija o papel de lija: Para preparar las superficies antes de aplicar los parches o selladores.
  • Trapos limpios y secos: Para limpiar y secar las áreas a reparar.
  • Agua y detergente suave: Para limpiar la superficie antes de aplicar los parches o selladores.
  • Destornillador: Puede ser necesario para desmontar partes del tanque o acceder a áreas de difícil acceso.
  • Guantes de protección: Para evitar el contacto directo con productos químicos o superficies ásperas, sobre todo si usás el tanque para almacenar fertilizantes o productos de ese estilo.
  • Cinta adhesiva de plomería: Para temporariamente sellar o marcar áreas problemáticas.
  • Sierra o cortador de tubos: Si es necesario cortar o reemplazar partes del sistema de tuberías.

¿Por qué se hacen fisuras en el tanque de agua?

Hay varias causas que pueden ocasionar una fisura en tu tanque. Una posibilidad es que la válvula de seguridad permita la emisión de vapores si hay demasiada presión o temperatura en el interior. Si hay una válvula rota, por ejemplo la de la purga o la de drenaje, también se pueden producir roturas. 

Hay casos en que la pérdida se debe a una fisura y no está a simple vista; en esos casos puede deberse a la corrosión o al simple paso del tiempo, y debemos sellar el tanque con un pegamento o parche.

Motivos varios que podrían explicar la fisura en el tanque

  • Desgaste y envejecimiento. Con el tiempo, los materiales del tanque, ya sean plásticos, metal o fibra de vidrio, pueden debilitarse debido al desgaste y la exposición constante a los elementos. Esto puede provocar la formación de fisuras o grietas.
  • Mala calidad del material. Si el tanque de agua se fabricó con materiales de baja calidad o no fue diseñado adecuadamente, es más probable que se desarrollen fisuras con el tiempo. No es el caso de Rotoplas, cuyos tanques fabricados con polietileno de triple capa garantizan el material más resistente del mercado.  
  • Tensiones mecánicas. Los tanques de agua pueden estar sujetos a tensiones mecánicas, como movimientos del suelo o impactos, que podrían llevar a la formación de grietas, especialmente si el tanque no está diseñado para soportar tales fuerzas.
  • Presión interna. Como decíamos antes, si la presión interna dentro del tanque se vuelve demasiado alta debido a una mala regulación de la válvula de entrada o por problemas en la salida de agua, esto podría ocasionar la aparición de fisuras.
  • Exceso de peso. Si se coloca un peso excesivo sobre el tanque, ya sea durante su instalación o después, podría causar daños estructurales y fisuras.
  • Congelación del agua. En climas fríos como en la región patagónica, el agua dentro del tanque puede congelarse y expandirse, ejerciendo presión sobre las paredes del tanque y llevando a la formación de grietas.
  • Defectos de fabricación. En algunos casos, los tanques de agua pueden tener defectos de fabricación que los hacen más propensos a desarrollar grietas. Por supuesto, no es el caso de Rotoplas. 
Cotizá tu tanque con nuestros expertos

Consejos para nunca tener que reparar un tanque de agua 

Para evitar grietas y fisuras en tu tanque de agua es fundamental tomar algunas precauciones y seguir prácticas adecuadas de mantenimiento. Veamos algunos consejos que te ayudarán a prevenir daños en el tanque.

En primer lugar, lo básico: comprá un tanque de agua de calidad. En otras palabras, comprá tanques Rotoplas. Nuestros tanques son los más duraderos y menos propensos a desarrollar fisuras.

Luego, una vez adquirido el producto, no te dejes estar. Inspeccioná regularmente el tanque periódicamente para detectar cualquier signo de daño, grietas incipientes o problemas potenciales. Prestá especial atención a las áreas de soldaduras, esquinas y puntos débiles. Cuanto antes lo detectes, mejor. Parte de la inspección es asegurarte de que el tanque tenga una válvula de alivio de presión para evitar que la presión interna se vuelva excesiva. Si la presión se vuelve inusualmente alta, es necesario revisar y reparar el sistema de regulación de agua.

Otra cuestión: la higiene. Limpiá el tanque periódicamente para eliminar sedimentos y sustancias que puedan dañar las paredes internas o favorecer la corrosión. Acá te explicamos cómo limpiarlo. 

Evitá sobrecargar el tanque: no coloques excesivo peso o carga sobre el tanque, ya que esto puede dañar su estructura y aumentar el riesgo de fisuras. Protegé tu tanque del frío extremo: si vivís en un área con temperaturas bajas, procurá evitar que el agua congele y se expanda, porque se pueden ocasionar daños.

La ubicación también es un factor a considerar. Elegí una ubicación nivelada y estable para instalar el tanque de agua, evitando terrenos inestables o con movimientos de tierra. Esto implica elegir un sitio que permita evitar impactos y golpes: mantené el área alrededor del tanque libre de objetos que puedan caer sobre él.

Además de tus inspecciones informales, realizá el mantenimiento profesional pertinente. Esto puede incluir drenar y limpiar el tanque periódicamente, revisar y reparar válvulas y conexiones, y mantener el sistema de distribución de agua en buenas condiciones.

Por último, no te dejes estar. Actuá rápidamente ante cualquier problema: si detectás alguna fisura o grieta en el tanque o notás alguna anomalía en su funcionamiento, asegurate de repararlo de inmediato para evitar que el problema empeore.

Si no querés buscar nunca más cómo reparar un tanque de agua, entrá a Rotoplas Agroindustria y conocé nuestros tanques de calidad.

Estamos para ayudarte

Dejanos tus datos y un asesor se comunicará en las próximas 24 horas.

Otras notas que te pueden interesar

11 abril 2024 Por Rotoplas Agro
El cultivo de garbanzo es una práctica que vale la pena mantener por sus grandes beneficios, tan...
11 abril 2024 Por Rotoplas Agro
Una de las grandes ventajas que posee el cultivo de arvejas es que nos permite aprovechar el inv...
11 abril 2024 Por Rotoplas Agro
El almacenamiento de agua en pozos petroleros es una práctica común en la industria petrolera y ...