¿Cómo mantener agua potable almacenada?

Ya sea que vivas en el campo o en la ciudad, muchas veces nos quedamos sin agua y eso nos complica las actividades diarias. Pues el agua es vital y la utilizamos no sólo para sobrevivir sino para cocinar o limpiar, entre otras tantas tareas de higiene y en el hogar. Para conservar su pureza, a continuación conocé cómo mantener agua potable almacenada y descubrí la innovadora línea de tanques de agua que Rotoplas tiene para ofrecerte.

Cotizá tu tanque con nuestros expertos

Agua almacenada ¿cómo conservar sus propiedades?

Frente a los cortes de agua o emergencias, siempre es recomendable contar con agua potable almacenada. De esa manera, frente a una interrupción del suministro, no tendrás que vivir situaciones molestas y podrás continuar con tus actividades cotidianas, sin exponer tu salud, ni la de tu familia.

El agua embotellada, por ejemplo, es una fuente de agua para beber segura y confiable en caso de emergencia, pero no es recomendable que pase mucho tiempo dentro de la botella. La manera más eficiente para tener agua siempre disponible es con un dispositivo de acondicionamiento de agua.

Pero, ¿qué pasa cuando la interrupción se da en el suministro de agua potable de la red pública? En esas ocasiones es necesario contar con un depósito o tanque de almacenamiento para tener una reserva de agua constante.

Se recomienda almacenar hasta al menos 20 litros de agua por persona por día durante al menos 3 días. La realidad es que cuando se hacen cortes en el suministro, generalmente duran menos de un día. Sin embargo, si es una emergencia mayor por algún fenómeno meteorológico, si se puede llegar  ainterrumpir más días. El requerimiento de agua también puede llegar a variar según el clima y el número de habitantes o personas que utilizan el inmueble.

En la agroindustria también se almacena agua para tener acceso a esta en lugares remotos o en medio del campo para poder regar las cosechas y dar de beber a los animales.

Cuando el agua está estancada por mucho tiempo, cambia sus propiedades pues algunos microorganismos se reproducen en la misma, creando ese aspecto verdoso.

Tanques de almacenamiento para agua

Como su nombre lo indica, los tanques de almacenamiento sirven para guardar el agua y mantenerla en buenas condiciones durante un periodo de tiempo determinado. Si este contenedor está en buen estado y tienen las características necesarias, el agua puede permanecer almacenada durante varios meses, e incluso un año si se trata de una situación fuera de lo común. Sin embargo, lo más recomendable es almacenar el agua por no más de 6 meses para poder realizar una limpieza periódica de estos contenedores.



Lo que más tiene un impacto en la calidad de agua y la razón por la cual no se puede almacenar por mucho tiempo, es el material y la hermeticidad del lugar en el cual se encuentra. El agua tiene la propiedad de absorber el material de la superficie donde se encuentra, por lo que si está dentro de un recipiente poroso, por ejemplo, el agua después de un tiempo se verá terrosa debido a que el material se hace parte de esta.

Además de esto, si el contenedor, no está cerrado de manera hermética, se pueden introducir al mismo agentes externos que van desde polvo y tierra, hasta hojas de los árboles o microorganismos como hongos o bacterias. 

Los tanques de almacenamiento que están fabricados para guardar el agua, generalmente cuentan con estas características.

Tanques para almacenamiento de Rotoplas

Sabemos que el agua es un recurso muy necesario y cada vez más escaso, aprovechar al máximo cada gota de agua e invertir en productos de conservación y suministro que sean de buena calidad es fundamental.

Una marca líder en el mercado en el diseño y fabricación de tanques de almacenamiento de agua es Rotoplas. Este tipo de recipientes son diseñados, especialmente, para ese fin y se pueden colocar tanto en exteriores como en interiores.

Los tanques de almacenamiento de Rotoplas han sido fabricados con un material novedoso y resistente: nos referimos al polietileno de alta densidad. Este material tiene una enorme u durabilidad y su rendimiento es realmente superior, ya que resiste la corrosión y no se desgasta con el paso del tiempo como los de metal.

Ventajas de los Tanques de Almacenamiento Rotoplas

Se pueden conseguir en diferentes dimensiones. Los tanques para interiores de Rotoplas se consiguen en distintas capacidades de almacenamiento que van desde los 5 mil hasta los 25 mil litros. Una gran ventaja de estos modelos es que se pueden utilizar no sólo para almacenar agua: también son una gran opción para conservar sustancias químicas y granos utilizados en la industria.

Estos tanques de almacenamiento de agua cuentan con un diseño con 3 reforzamientos diferentes, ideales dependiendo del tipo de sustancia que se guarde en su interior. Esta es una tecnología moderna que ha demostrado gran eficiencia en este tipo de productos y que sobresale ya que atiende a las sustancias que necesites almacenar. Por lo que se convierte en un gran aliado en la agroindustria.

Con los Tanques Verticales Rotoplas tampoco tenés que preocuparte por perder las propiedades de aquello que se ha almacenado. En el caso del agua estos es muy bueno ya que se respeta y conserva el olor, sabor y color natural del recurso.

Al tener un cerrado hermético y ser fabricados en una sola pieza, se evita que entre cualquier partícula y de igual manera, que se filtra cualquier sustancia al exterior, evitando derrames y fugas.

La instalación de estos tanques es sencilla y en pocos pasos. Además su mantenimiento es muy sencillo y no se requiere ninguna inversión adicional. Solamente es importante verificar el trato especializado que se debe de tener cuando se contienen sustancias químicas.

Cotizá tu tanque con nuestros expertos

Para garantizar la durabilidad, es importante limpiarlos cada cierto tiempo

Como se mencionó al inicio, resulta muy importante que el contenedor esté limpio cada que se va a almacenar agua u otro producto. De igual manera, si se guarda agua por mucho tiempo, es recomendable limpiarlos cada 6 meses o 1 año dependiendo de las condiciones de uso.

Algunos consejos adicionales para mantener el contenido en optimas condiciones son:

  • No usés recipientes que se hayan usado previamente para contener químicos tóxicos líquidos o sólidos.
  • Desinfecta el contenedor cada que cambies de producto.
  • Procura que la tapa esté bien cerrada.
  • No permitas que los animales tomen agua directamente del contenedor ya que podrían contaminar toda el agua.

¿Por qué almacenar agua en tanques?

Almacenar agua potable es una práctica más común de lo que parece, y se toma con el fin de cuidar el suministro y garantizar un flujo constante en situaciones donde puede haber interrupciones en el suministro normal. Hay quienes guardan para riegos posteriores, otros necesitan el agua para alimentar el ganado. Lo cierto es que nunca tenemos la certeza absoluta de que vamos a tener un buen flujo de agua en las próximas semanas o meses. 

Veamos algunas razones por las que deberías considerar almacenar agua potable en tanques:

  • Escasez de agua. En algunas áreas, especialmente en regiones propensas a sequías o con acceso limitado al agua, almacenar agua en tanques es esencial para asegurar un suministro continuo durante períodos de escasez. Esto permite a las personas tener acceso a agua potable para sus necesidades diarias, incluso cuando la disponibilidad de agua se reduce. Es de especial importancia en el área agroindustrial para aplacar los efectos de las sequías. Sin ir más lejos, una sequía como la del año 2022 en nuestro país condujo a pérdidas millonarias por falta de hidratación. 
  • Emergencias y desastres naturales. Durante situaciones de emergencia como terremotos, huracanes, inundaciones u otros desastres naturales, las redes de suministro de agua pueden verse afectadas y dañadas. En tales casos, contar con tanques de almacenamiento de agua permite a las personas tener acceso a agua potable hasta que se restaure el suministro normal, y permite extender el riego de nuestros cultivos.
  • Mantenimiento y reparaciones. A veces se requiere el cierre temporal de las tuberías de suministro de agua para realizar mantenimiento o reparaciones en la red. Almacenar agua en tanques garantiza que las necesidades básicas de hidratación se cumplan durante esos períodos, sin interrupciones significativas.
  • Regulación de la presión del agua. Los tanques de almacenamiento también se utilizan para regular la presión del agua en las redes de suministro. Almacenar agua en tanques elevados o tanques de presión ayuda a mantener una presión constante en la red de distribución, lo que facilita el flujo adecuado del agua a través de las tuberías y hasta las canillas de agua de los hogares.
tanque_hor_2500

¿Cuánto dura el agua almacenada?

Es una pregunta muy frecuente y no tiene una respuesta inequívoca. ¿Por qué? Porque la duración del agua potable en tanques puede variar dependiendo de diversos factores, como las condiciones de almacenamiento, la calidad inicial del agua y las prácticas de mantenimiento. En general, el agua potable almacenada correctamente en tanques limpios y sellados puede mantener su calidad y potabilidad durante un período prolongado.

Si el agua almacenada se mantiene en condiciones óptimas, sin contaminación externa, la duración típica del agua potable en tanques puede variar desde algunos meses hasta un año. Sin embargo, para que la duración sea mayor es necesario realizar las tareas de mantenimiento pertinentes. A continuación te explicamos cómo limpiar el tanque. Si querés saber más, en este artículo te explicamos por qué limpiar un tanque de agua y cómo hacerlo. 

Cotizá tu tanque con nuestros expertos

¿Cómo limpiar el tanque para conservar las propiedades del agua almacenada?

La limpieza regular del tanque de almacenamiento de agua es fundamental para mantener la calidad de la sustancia almacenada, ya sea agua, fertilizantes o combustible. En el caso del agua potable es aún más importante, ya que se trata de una sustancia que va a ingresar en nuestro cuerpo. Acá te mostramos algunos pasos generales que podés seguir para limpiar un tanque y conservar las propiedades del agua:

  1. Cerrar la llave de paso. Por simple que parezca, es importante detener el flujo de agua para poder trabajar.
  1. Vaciar el tanque. Una vez cerrada la llave, hay que vaciar por completo el tanque de agua. Existen bombas para limpiar tanques; en caso de no contar con ellas, vaciar el fondo con ayuda de baldes.
  1. Eliminar los residuos y sedimentos. Una vez vacío, retira los sedimentos y residuos acumulados en el fondo del tanque. Podés hacerlo mediante el uso de una escoba o un trapo limpio, asegurándote de no dejar ningún residuo detrás.
  1. Lavar el tanque. Llenar el tanque parcialmente con agua limpia y limpiar con cepillo de plástico y cloro. Vas a necesitar, además, un trapo. Asegúrate de llegar a todas las áreas, incluidas las esquinas y los rincones. Si encontrás manchas verdosas, aplicá el cloro. 
  1. Desinfectar el tanque. Una vez enjuagado, desinfectá el tanque utilizando una solución de cloro diluido. La proporción recomendada suele ser de aproximadamente 1 litro de cloro por cada 1.000 litros de capacidad del tanque. Encargate de distribuir la solución de cloro en todas las áreas del tanque y dejá reposar durante al menos 30 minutos.
  1. Enjuagar nuevamente. Después de la desinfección, enjuagá el tanque varias veces con agua limpia para eliminar cualquier residuo de cloro. El enjuague debe estar bien realizado para evitar dejar un sabor o olor a cloro en el agua almacenada.
  1. Verificar y volver a llenar. Antes de volver a llenar el tanque con agua potable, hacé una inspección final para verificar que esté limpio y libre de contaminantes. Luego, podés llenarlo nuevamente con agua potable para su uso.

Como consideraciones finales, tené en cuenta que es importante realizar una limpieza regular y programada del tanque para garantizar una calidad óptima del agua almacenada.

Los tanques Rotoplas son más sencillos de limpiar porque están hechos de polietileno de alta densidad, a diferencia de los tanques de acero inoxidable. 


Vale recordar que los tanques de polietileno presentan varias ventajas sobre los de acero inoxidable. Además de la limpieza más sencilla, no se oxidan y evitan la proliferación de bacterias y hongos en el interior. 

Un último consejo: no olvides cerrar la tapa hermética  de tu tanque. ¿El motivo? Necesitamos que la luz solar no llegue al agua, ya que promueve el crecimiento de bacterias y algas.

Estamos para ayudarte

Dejanos tus datos y un asesor se comunicará en las próximas 24 horas.

Otras notas que te pueden interesar

8 mayo 2024 Por Rotoplas Agro
Cuando hablamos del cultivo de cebolla en extensivo, hacemos referencia a la práctica de cultiva...
30 abril 2024 Por Rotoplas Agro
La gomosis es una palabra que suele inspirar mucho miedo en todos los jardineros y también en ho...
30 abril 2024 Por Rotoplas Agro
Hace miles de años, con el descubrimiento de la agricultura, el ser humano solamente cultivaba l...