6 consejos para prevención de incendios en el campo

Ya sea para cazar, abrir nuevas rutas o mejorar la tierra para el cultivo, a lo largo de los siglos, la incidencia de los fuegos en el campo de Argentina ha sido evidente. Actualmente, los incendios son uno de los problemas más frecuentes en los ecosistemas terrestres, por lo que la prevención y predicción de incendios son cruciales para evitarlos. Conocé cómo hacerlo siguiendo estos consejos prácticos.

¿Por qué se producen los incendios en el campo?

Cada año cientos de hectáreas de campo son destruidas por incendios. El 50% de estos incendios se inician deliberadamente. incendio Las zonas rurales son particularmente vulnerables a los incendios provocados, su ubicación aislada; los límites abiertos y la paja fácilmente inflamables los convierten en un blanco fácil. El peligro de incendio aumenta durante el clima cálido. Aunque muchos incendios también ocurren en primavera y fines del verano, generalmente se producen por descuidos o pueden ser intencionados. Si bien los ataques incendiarios contra campos y pequeñas propiedades pueden ser difíciles de eliminar, se pueden seguir una serie de precauciones para reducir sustancialmente los riesgos.

¿Cómo prevenir incendios en el campo?

Los riesgos de incendios forestales pueden variar de una región a otra debido a variaciones en topografía, clima entre otros factores. prevención de incendios La prevención de incendios en el campo es indispensable para proteger animales, cultivos y cuidar el medio ambiente. La combinación de un mayor riesgo y activos de alto valor hace que la protección contra incendios en zonas rurales sea una prioridad.
  1. Eliminar o aislar materiales y acelerantes altamente inflamables, así como combustibles. Es muy habitual que en las zonas rurales se guarde combustible y material inflable. Pues muchos de esos productos son empleados a diario en distintos tipos de máquinas. Para prevenir incendios es recomendable colocar el material inflamable en depósitos y zonas seguras. Los fertilizantes y plaguicidas deben mantenerse bajo llave. La basura debe eliminarse de forma segura y con regularidad.
  2. Capacitar y realizar simulacros de incendio. Controlar un incendio no es fácil. Sin embargo, capacitando a las personas y realizando simulacros se pueden evitar problemas mayores y así evitar grandes desastres. Seguí los programas de mantenimiento y limpiá regularmente la paja, el polvo y otros materiales combustibles. No olvides tener a disposición extintores de incendios, cargados correctamente, en tractores y cosechadoras, y cerca de toda la maquinaria agrícola.
  3. Desarrollar un plan para evacuar el ganado o mantener un área donde se pueda mover el ganado. Ante un incendio hay que saber cómo proceder con los animales. Para ello es recomendable establecer zonas seguras para los animales, cómo puede ser un campo arado o pastos con agua y sombra, y seguir un plan de evacuación.
  4. Contar con agua suficiente. En el campo, a veces, no es tan fácil acceder a este recurso. Sin embargo, existen productos de almacenamiento diseñados especialmente para este tipo de contingencias. Un ejemplo son los Tanques que comercializa Rotoplas.
  5. Colocar carteles y hacer cumplir las prohibiciones de "no fumar" en los graneros y alrededor de la maquinaria y materiales combustibles e inflamables. Además destacar la importancia del mantenimiento y la limpieza diarios.
  6. Instalar, inspeccionar y mantener detectores de humo, extintores de incendios y rociadores adecuados en residencias y edificios agrícolas, en cosechadoras y tractores, y alrededor de equipos mecanizados. También asegúrate de que los sistemas de escape (incluidos los colectores, los silenciadores y los turbocompresores) no tengan fugas y estén en buen estado de funcionamiento. Evitá estacionar maquinaria caliente sobre o cerca de pasto u otra vegetación seca. Seguí las instrucciones al instalar y operar maquinaria agrícola.

Al realizar quema al aire libre:

Siempre cumplí con las regulaciones estatales o locales sobre quema al aire libre. Si es necesario, pedí permisos y avisá al departamento de bomberos local. No inicies el fuego en días de alto riesgo de incendio forestal o días con vientos fuertes, baja humedad relativa o condiciones secas y calurosas. Además construí un cortafuegos alrededor del área que se está quemando. Mantén cerca el equipo contra incendios (como rastrillos, palas y mangueras de agua). Para quemaduras de grandes áreas, puede ser necesario utilizar tractores con discos, arados y grandes rociadores para ayudar en la contención. Nunca dejes un fuego sin vigilancia. En caso de un incendio forestal, si no has recibido capacitación, tenés que abandonar el área. Para evacuar, tenés que cubrirte boca y nariz con un paño, para no inhalar humo. Mientras evacúas, observá cuál es el comportamiento del fuego. Procurá caminar cerca de aguas abiertas ríos, lagos o lagunas que podrían servirte como vías de evacuación. Si no es necesario, no vuelvas a un área quemada. Pues, los sitios calientes pueden reactivarse sin previo aviso.

Tanques Anti Incendio Rotoplas

Los Tanques Anti Incendio de Rotoplas tienen gran resistencia estructural, para brindar mayor duración y más seguridad en todos los productos almacenados. Su óptimo diseño geométrico y la relación ideal de altura/diámetro genera la menor fatiga (mayor stress crack resistance) de los tanques disponibles en el mercado, garantizando mayor vida útil. Sus materiales, resina 100% virgen y polietileno de alta densidad permiten almacenamiento seguro de agua potable. Se puede conseguir en capacidades de 5 mil, 10 mil y 25 mil litros. Los Tanques Verticales Antiincendio de Rotoplas fueron diseñados, especialmente, para funcionar como reserva de agua contra incendios o para aquellos casos en los que se debe combatir el fuego y no se cuenta con suministro de agua en red.